•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sea por mala fe, ignorancia o engañados, algunos hacen campaña para culpar a todos los musulmanes por los actos terroristas de ISIS (abreviaturas en inglés del Estado Islámico de Irak y Siria). Otros demandan que los líderes islámicos condenen a ISIS para no considerarlos “cómplices”. ¡¿Acaso es un chiste cruel?! ¡Las mayores víctimas de ISIS son los musulmanes! Ellos luchan cuerpo a cuerpo contra los ISIS en Siria e Irak; y probablemente Irán sea la mayor esperanza para acabarlos, pues tiene un buen ejército y los iraníes (musulmanes) conocen el área y la idiosincrasia de la población de la zona.

Al Qaeda fue fundada por la CIA (EE.UU.) para derrocar al gobierno de Afganistán (1988). ISIS era una red de Al Qaeda que después se separó, y se hizo poderosa gracias a que los EE.UU. derrocaron a sus principales enemigos: Husein (Irak), Gadafi (Libia) y debilitaron a Bashar (Siria). En junio de 2014 los ISIS lanzaron una ofensiva contra los ejércitos de Irak y Siria. Empezaron atacando Samarra, Mosul y Tikrit.  A fines del mes, Irak había perdido el control de la frontera occidental con Jordania y Siria. El Estado Islámico declaró un “califato” que incluía a Siria e Irak. Abu Bakar al-Baghdadi fue declarado “califa y líder de todos los musulmanes”. Después de tomar gran número de ciudades y pueblos en Irak avanzaron sobre Siria conquistando, entre muchas otras, la estratégica Alepo, y destruyendo Palmira, patrimonio de la humanidad. En cada ciudad y pueblo tomado ISIS ha cometido un sanguinario genocidio contra los musulmanes que no aceptan su interpretación sectaria del Islam. Algunos se salvan cuando por 
miedo se “convierten” a su secta yihadista.

Occidente se conmueve por las imágenes de europeos y estadounidenses degollados. Pero centenares o quizá miles de musulmanes árabes han muerto degollados, fusilados, ahorcados o despellejados por ISIS. Una semana antes de los atentados en París, Líbano sufrió un ataque suicida de ISIS dejando 43 muertos y 239 heridos. El mundo occidental puso los ojos solo en París e ignoró al Líbano. En agosto un camión bomba de ISIS causó 75 muertos y 110 heridos en un mercado al Este de Bagdad, donde se han repetido atentados terroristas en octubre y diciembre. Se les pide a los musulmanes “que se pronuncien”. ¿Que se pronuncien sobre qué? ¿Sobre los ataques en Paris y EE.UU.? ¡¿Y quién se pronuncia sobre sus propias víctimas?! ¿Acaso no es más meritorio combatir a los ISIS exponiendo sus vidas que suscribiendo condenas?

Los musulmanes en EE.UU. y en Europa están siendo injustamente discriminados en este momento por su raza y religión. Sufren por eso, mientras están angustiados por sus familiares, victimas de ISIS en sus países de origen. ¡Encima se les amenaza con exterminarlos a todos si no se pronuncian en contra de quienes los están masacrando en el Medio Oriente! ¿Acaso no sabemos que ellos son las mayores víctimas? ¿Acaso los gritos de millones de musulmanes atacados por ISIS en las ciudades iraquíes, sirias, libanesas y otras, no son suficiente “pronunciamiento”? Además, se han dado suficientes condenas públicas de voceros musulmanes. 

Quizá más bien todos deberíamos pronunciarnos más contra aquellos políticos (no contra los ciudadanos) de EE.UU. y Europa que crearon a Al Qaeda e ISIS, invadieron y bombardearon países musulmanes y derrocaron a los gobiernos que tenían a los terroristas bajo control, liberándolos y dándoles armas a los asesinos sanguinarios. Algunos políticos de EE.UU. y Europa deberían pedir perdón a los musulmanes y a los estadounidenses, europeos y a toda la humanidad por aquellos, llamémosle “errores”. 

Abogado, periodista y escritor
www.adolfomiranda.blogspot.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus