•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente Vladímir Putin ha devuelto a su país el rol de superpotencia en el tablero mundial tras romper el aislamiento internacional que occidente  intentó contra la Federación Rusa tras la recuperación de la Península de Crimea. El involucramiento directo de Rusia en la guerra contra el grupo Estado Islámico (EI), el hecho de haber evitado una intervención militar a gran escala contra el presidente de Siria, Bashar al-Ásad poniendo en práctica una diplomacia de lujo así como su participación en septiembre,  muy comentada y hasta elogiada por la misma prensa que le adversa  en la apertura del 70 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, ha catapultado al mandatario ruso al primer plano como un estadista de talla mundial.        

Putin, muy a pesar de líderes occidentales, se ha convertido en un interlocutor ineludible. Con su   estrategia, su poderío económico y militar, ha roto con los estándares de unipolaridad que tras el colapso de la Unión de Repúblicas Socialista Soviéticas (URSS) en 1991, lideró Estados Unidos. Hoy por hoy, Putin es una de las personalidades más poderosas de la tierra, según varias revistas especializadas por encima del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, la canciller alemana Ángela Merkel y el papa Francisco. Columnistas habituales de medios de comunicación con mucha influencia señalan que el gigante euroasiático  representa un vuelco estratégico que se convierte en un nuevo episodio de la expresión de una naciente estructura de poder. Las decisiones estratégicas de la geopolítica mundial ya no la ejerce en solitario Estados Unidos como cuando Rusia fue pasada por encima en la campaña de la OTAN en Libia, la invasión a Irak y anteriormente en los bombardeos de la Serbia de Milosevic. 

Para reafirmar su papel hegemónico en esta nueva coyuntura el presidente ruso advirtió durante la reciente Cumbre del G20 en Turquía, que los trágicos acontecimientos en París únicamente han confirmado que tenía razón cuando propuso la creación de una coalición antiterrorista internacional. Putin fue enfático al recordar que hay al menos 40 países que han financiado al EI y algunos de ellos son miembros del G20. El 30 de octubre un Airbus ruso con 224 personas a bordo que se estrelló en la península del Sinaí (Egipto) aparentemente fue destruido en el aire producto de una bomba que habría sido colocada por el El. Putin, con el apoyo de China e Irán,  ha sido hasta ahora un muro de contención ante los halcones de la guerra que ya hace rato habrían acabado con lo que queda de Siria y prendiendo la mecha para hacer explotar a la convulsa región de Oriente Próximo.    

He querido destacar el papel de este país transcontinental y sus líderes en el equilibrio de fuerzas en el mundo y la valía del  pragmatismo ruso por sobre las aventuras occidentales en Medio Oriente, como un homenaje a la relación de amistad, respeto y solidaridad que por muchas décadas ha mantenido con Nicaragua y a propósito del próximo 12 de diciembre, que por primera vez se va a celebrar el Día de la Amistad entre ambos países, iniciativa presentada por el legislador del Frente Sandinista y presidente de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional, Jacinto Suárez, que fue aprobada por este poder del Estado en octubre recién pasado.

La solidaridad rusa se manifiesta a distintos niveles. Donaciones invaluables de trigo, flota de buses para ampliar y mejorar el servicio de transporte colectivo en Managua, maquinaria agrícola, patrulleras navales, equipos móviles para operaciones de desastre en situaciones de emergencia. La cooperación incluye aspectos de defensa y seguridad, lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado, educación, deportes y salud. Existe  cooperación tecnológica y recientemente se anunció la construcción en Nicaragua de una planta para la obtención de vacunas que suplirá no solamente a este país centroamericano sino a Latinoamérica. El embajador de Moscú en Managua, Nikolay  Mikhaylovich Vladimir, comentó que el 12 de diciembre es un buen estímulo para trabajar mejor el tema de la cooperación de Rusia con Nicaragua, vamos a ser más disciplinados en este aspecto, precisó el diplomático.

*Periodista

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus