•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este 14 de diciembre se realizó  el Encuentro Nacional de Educación, con la participación de los tres actores educativos institucionales y sociales fundamentales: el Ministerio de Educación, el Tecnológico Nacional (Inatec) y el Consejo Nacional de Universidades (CNU), los docentes, los estudiantes y los padres de familia, reflexionando y proponiendo  de cómo avanzar en las rutas de calidad educativa, a partir de los procesos de articulación de los subsistemas educativos.

El trabajo unido y comprometido de los actores educativos junto con la prioridad que el Gobierno nacional le da a la educación nacional, ha permitido avanzar en muchos indicadores de la educación nacional, incluida la misma práctica de articulación, que hace algunos años atrás no era posible.

Hay que consolidar la articulación,  ya esta es  una premisa para asegurar un abordaje unido, sistémico, sistemático y continuado de un nivel a otro y de manera conjunta de la educación nacional, para convertirla, en su gestión y realización, en un verdadero sistema y no en un funcionamiento estanco de cada subsistema.

El Encuentro definió cinco compromisos conjuntos priorizados para el año 2016, que demanda un esfuerzo articulado para avanzar en un proceso de mayor calidad: 1. La Actualización Curricular; 2. La Formación Docente; 3. La Evaluación de los Aprendizajes; 4. El Uso de las Tecnologías Educativas; 5. La Investigación Educativa.

La actualización curricular debe ser un proceso permanente y en este caso los conocimientos y valores que se desarrollan desde la educación, deben avanzar hacia procesos más integradores y más cercanos a nuestras realidades y nuestras prácticas, para que los conocimientos sean pertinentes y significativos para los estudiantes y por tanto para las necesidades sociales en su conjunto.

Por tanto, los procesos, sistemas y métodos de evaluación del aprendizaje deben actualizarse superando las prácticas tradicionales, poniendo en el centro del proceso de enseñanza-aprendizaje, el aprendizaje del estudiante, con formas y prácticas más humanas, sistemáticas, formativas, que atienda los distintos ritmos de aprendizajes y de más vinculación teoría-práctica.

Se debe avanzar en un uso más amplio y pertinente de las tecnologías educativas, como medios para facilitar los procesos de enseñanza-aprendizaje y los procesos de investigación e innovación científico-tecnológica. 

Es fundamental desarrollar la investigación educativa que permita diagnósticar y evaluar la realidad educativa en sus distintos niveles y dimensiones, elaborando propuestas de su mejoramiento; ello exige poner o generar  las capacidades científicas en función de dichas necesidades, y a su logro educativo y práctico apuntan a dicho propósito, además de la actualización curricular, las  Jornadas Científicas y Tecnológicas, que de manera conjunta impulsan el Mined, el Inatec y el CNU con la participación de docentes y estudiantes, para ir creando esa cultura científica en todos los niveles educativos.

Todo ello exige una formación docente organizada, permanente y pertinente que atiende las necesidades de la calidad educativa y científica. Se proyecta la creación de un centro de formación nacional de docente que supere la dispersión actual y logre convertirse en un sistema en sus componentes científicos y didácticos-pedagógicos.

A la par deben continuarse mejorando los ambientes educativos, las condiciones de trabajo, sociales y salariales de los docentes, que permitan aportar con mejores condiciones al mejoramiento de la calidad.

(*) Cientista Social e Historiador. Profesor Titular UNAN-Managua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus