Augusto Zamora R.*
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Parece cuento de camino, pero ha sido la anécdota de la semana. Un misil secreto del Ejército de EE.UU., enviado a España para unas maniobras de la OTAN, ha aparecido, sin que nadie pueda explicar por qué, en La Habana.

Este misil, de nombre técnico…, diseñado para la lucha antitanque desde helicópteros, está dotado de sensores y sistemas de guía archisecretos, razón por la cual el gobierno de EE.UU. ha reclamado a Cuba la devolución inmediata del misil.

Temen que Cuba entregue el arma a Rusia y China, y que rusos y chinos se hagan de gratis con los secretos del misil de marras, algo que previsiblemente ya ha ocurrido.

El espionaje militar está lleno de traiciones, sobornos, chantajes, pero no de misiles viajeros. El… pasó de España a Alemania y de Alemania a Francia, desde donde fue embarcado con destino a La Habana.

Cómo, por qué y quién o quiénes perpetraron tal desaguisado sigue siendo un misterio. Nadie acierta u osa dar una explicación de cómo un arma secreta de la OTAN fue despachada a Cuba, como si de una valija de viajero se tratara. 

El misil viajero sirve para ilustrar que nada manejado por humanos es perfecto y que la supuesta infalibilidad de organizaciones tan poderosas como la OTAN es inexistente.

Por más que se dé vueltas al caso se acierta con una explicación, aunque la tenga. ¿O el misil es, acaso, tan inteligente que tomó vacaciones?

az.sinveniracuento@gmail.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus