23 de enero de 2009 | 19:44:00

| END

¿De quien es la propina?

Ms. Henry Montoya D. | Opinión



comentar




Noticias eMail

Reciba gratis el informe de las principales noticias en su correo electrónico

La propina es la gratitud que expresan los clientes por un servicio recibido. Y es adicional al salario de los trabajadores. En algunas actividades ésta es una parte insignificante del salario total, en otras como en el caso de los restaurantes representa la mayor parte del salario.

Los últimos 20 años de mi vida laboral han estado relacionados con el giro de bares y restaurantes. Esto me ha permitido desarrollarme en diferentes niveles jerárquicos de esta industria: Lavaplatos, Ayudante de mesero, Corredor de comida, Mesero, Bartender, Supervisor, Gerente de Operaciones y Gerente General. Asimismo, me ha dado la oportunidad de conocer muy de cerca cómo es la distribución de propina en algunos países de América Latina y los Estados Unidos de Norteamérica, y la cual pretendo señalar brevemente para luego describir la forma en que se distribuye en Nicaragua y qué hacer para que su distribución sea más justa entre todos los que la generan. Sé que para algunos esto es un problema trivial, sin embargo, hay miles de personas trabajando en esta industria y la decisión de unos pocos afecta a miles de trabajadores.

Cabe aclarar que aquí no se está discerniendo si la propina es legal o ilegal, esto sería tema para otra discusión. Aquí sólo reflejamos la realidad que se está cobrando y cómo su distribución está siendo manipulada.

En los Estados Unidos de Norteamérica, país en que laboré un poco más de 10 años en este giro, la propina es voluntaria, y los empleados son los que la controlan. Usualmente la manejan los meseros y lo hacen individual o colectivamente. Si es colectiva se va acumulando durante el turno y al final ésta se contabiliza y luego se distribuye entre todos los trabajadores, exceptuando a los de cocina y supervisores. Correspondiéndole la mayor cantidad a los meseros.

Los trabajadores de cocina no participan de esta distribución ya que sus salarios son relativamente altos comparados con los del salón. El papel de los propietarios de los restaurantes en este proceso es garantizar que la distribución sea acorde con los porcentajes establecidos.

En EU la propina oscila entre el 10% y el 20%, y existe una amplia cultura al respecto. Recuerdo que cuando trabajaba en una famosa cadena de pizzas y hacía delivery, en algunas ocasiones quienes recibían las pizzas eran niños entre 6-10 años de edad. Cuando me pagaban y les devolvía el cambio me decían “Keep the change” (quédese con el cambio), o sea que a los niños desde muy temprana edad se les inculca la generosidad con la propina
Contrario a los gringos, en la cultura latina, en general, los clientes son menos generosos. En estos países la propina es incluida en la factura, ya que si no lo hacen lo más probable es que no reciban nada, o en el mejor de los casos reciban cantidades muchos menores del 10%. Otra diferencia sustantiva es que los propietarios de restaurantes son los que controlan la propina, se apropian de ella. Además, en su distribución también incluyen a los empleados de cocina, o sea que el pastel es compartido por una mayor cantidad de trabajadores, de ahí que la propina individual sea mucho menor que en los EU.


En Nicaragua, al igual que en la mayoría de los países latinos, la propina mantiene las mismas características, pero aquí suceda algo más, han implementado un conjunto de malas prácticas, entre las que vale señalar las siguientes:
T Salario bajos en los restaurantes. Algunos ni siquiera pagan el salario mínimo, para luego complementarlo con propina
T Otorgar dinero de la propina para los supervisores y hasta gerentes.

T Utilizar el dinero de la propina para pagar por pérdidas de materiales y utensilios.

T Quitar dinero de la propina para pagar la comisión por manejo de tarjetas de crédito.

T Pagarla cuando ellos quieren.

T Existen locales que cobran la propina y ni siquiera la pagan.


Como se ve, la propina es manejada como una caja chica de muchos propietarios de bares y restaurantes, y esto va en detrimentos de los ingresos de los trabajadores.

Para eliminar estas malas prácticas, el Ministerio del Trabajo debería determinar de quién es la propina y cómo debe distribuirse. El Mitrab debería dejar claro que la propina es de los trabajadores y que por lo tanto son ellos los que tienen que determinar cómo, cuándo y quiénes deben de beneficiarse de ella.

De esta manera se les estaría haciendo justicia y se evitaría que se siga jugando con el dinero de estos trabajadores. Como dice el dicho popular: “No hay que jugar con el santo, mucho menos con la limosna”

Vale señalar que no todos los propietarios actúan de la misma manera, hay algunos que son justos. Recientemente trabajé en un local que pagaba la propina íntegra a los empleados.


henrymontoyad@hotmail.com

Comentar este contenido




imprimir comentar

Compartir

Otras noticias en Opinión




Lo más popular



Lo más comentado

Chayanne vs. Luis Miguel

elnuevodiario.com.ni |

CHAYANNE Origen Elmer Figueroa Arce es su verdadero nombre, aunque en la farándula se le conoce como Chayanne,...

69 Comentarios

Cuatro detenidos por ataque a buses

elnuevodiario.com.ni |

Un compromiso público con los nicaragüenses de dar con el paradero de los responsables del ataque de dos...

50 Comentarios

Condena generalizada contra el ataque a buses

elnuevodiario.com.ni |

El ataque de parte de sujetos armados contra dos buses con simpatizantes del FSLN , ha causado la condena de los...

25 Comentarios

Kilómetro 4 Carretera Norte
Managua, Nicaragua
web@elnuevodiario.com.ni
Teléfono: (505) 2249-0499
PBX/Fax: (505) 2249-0700