Rafael Casanova Fuentes*
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El domingo 20 de diciembre del pasado año, en el  hotel  Mansión Teolinda, se llevó a cabo, un homenaje al conocido dirigente sindical Domingo Sanchez Salgado, más conocido con el mote de “Chagüitillo”. El histórico dirigente de la clase obrera, arribó a los 100 años de edad en esa fecha, siendo esta, la principal razón  del evento.

Domingo Sánchez, ha sido objeto de reconocimientos, desde los mismos años, en que se luchaba contra la Dictadura y no solo tiene el mérito de haber sufrido el mayor número de carceleadas. Fue él, quien sin pretenderlo, creó  una nueva forma sustancial y verbal para el castellano nicaragüense: el Chagüite, como sinónimo de discurso y por  ende el  chaguitear,  acción o significado de hablar en público. Este merecido reconocimiento, es oportuno, para hacer algunas reflexiones, alrededor del mismo.

1-    El homenaje, se enmarcó dentro de un acto político- partidista, promovido por la fracción sobreviviente del antiguo Partido Socialista Nicaragüense (PSN) y contó con la presencia de familiares, amigos, ex militantes socialistas y buena parte de  personalidades, disidentes y opositores al Gobierno actual. Aunque el PSN, está en todo su derecho, de patrocinar este homenaje, se debe de recalcar que la figura de Chagüitillo, es nacional  y un reconocimiento de esta naturaleza, debió tener mayores dimensiones – y sin omisiones- en cuanto a participación. Es decir, fuerzas políticas nacionales, instituciones, organizaciones sindicales, sociales, etc. de distintos signos políticos e ideológicos. En mi opinión personal,  los reconocimientos, deben ser ajenos a manipulaciones oportunas, sin sesgos de ninguna especie.

2-    En nuestra historia reciente, existen honrosos antecedentes. En 2013, la Asamblea Nacional homenajeó a otro actor político contemporáneo: el Dr. Virgilio Godoy; en el año 2010, por iniciativa del escritor y director radial Jesús Miguel Blandón, se le hizo un homenaje al periodista y luchador anti somocista Wilfredo López Balladares, en el mismo participaron, además de intelectuales y artistas, diputados oficiales y disidentes del FSLN; y sobrevivientes – con distintas opciones – del socialismo histórico; en el año 2012, en la ciudad de Rivas, un grupo de excombatientes, en su mayoría militantes del FSLN, tomaron la  iniciativa, de realizar un homenaje, a los veteranos dirigentes de movimiento sindical antisomocista de la localidad. Las intervenciones -en los últimos  casos- tuvieron como centro, el destacar mérito y los aportes que hicieron los protagonistas en su trayectoria.

3-    Con relación a esta parte, tenemos que decir, que no solo Domingo Sánchez, se merece un homenaje similar. En la mayor parte, del territorio nacional: Estelí; Jinotega, Carazo, etc.,  hubo  reconocidos dirigentes sindicales, que sufrieron persecuciones y encarcelamientos, por desafiar con la organización, la pluma y el “chagüite” al  Somocismo. Es decir, que hubo otros “Chagüitillos”, en el  escenario de las luchas sociales, muchos de ellos fueron capturados o vapuleados, principalmente los días domingos, escogido por ellos -en la época- para realizar las asambleas, marchas y protestas. Algunos como Bernardino Díaz Ochoa, Rommel López y Efraín González, asesinados. Otros, partieron de este mundo, sin pena ni gloria, pero aún, algunos de estos compañeros, sobreviven en el olvido, sin haber sido objeto de ningún tipo de reconocimiento. La palabra, la tienen en esta dirección, las instancias estatales y municipales, la sociedad civil, para que los homenajes, a estos luchadores sociales sobrevivientes, no solo sea producto de partidos, de iniciativas de sus ex compañeros, etc., sino de la sociedad nicaragüense, en su conjunto.

* Historiador y escritor.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus