Augusto Zamora R.*
  •   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una guerra lejana hará de Cuba escenario de un encuentro histórico. Por primera vez desde la ruptura entre católicos y ortodoxos, se reunirán los guías de ambas iglesias.

El papa Francisco y Kiril, XVI patriarca de Moscú y de toda Rusia, conversarán en La Habana sobre la persecución y sufrimiento de los cristianos en Siria e Iraq.

Será ocasión para más temas, habida cuenta que ambas iglesias llevan mil años sin hablarse. El paso de los siglos ahondó diferencias y suspicacias, que siguen presentes.

Nadie hubiera imaginado este encuentro con un Papa polaco o alemán. Francisco no es europeo, es latinoamericano. Carece del sentimiento anticomunista y antirruso de Wotyla. En 2000, la Iglesia ortodoxa rusa rechazó una visita de Wotyla. No recuerda, como Ratzinger, la destrucción nazi en la URSS. 

Sin olvidar que la Iglesia católica se expande desde Roma, con el Imperio Romano de Occidente. La Iglesia ortodoxa lo hace desde Grecia y el Imperio Romano de Oriente.

Historias aparte, los cristianos ortodoxos son los más cercanos a la iglesia de Roma, separados principalmente por la circunstancia de que los ortodoxos no admiten la primacía del Papa. Para los ortodoxos, el Papa católico es un cargo honorífico.

Muchos temas, mucha historia, entre las confesiones cristianas más numerosas. Cabe esperar que salgan cosas buenas, sobre todo para los cristianos de Oriente.

Francisco y Kiril pueden también trabajar por la paz en Europa. Allí la OTAN amenaza. Alguien debe pararla. 

az.sinveniracuento@gmail.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus