Hernán E. Barrios Carrillo
  •   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Que todos se levanten”. Así es el título, del segundo libro que sobre la historia de la lucha magisterial y la educación en Nicaragua, ha escrito el maestro Silvio Mora, actual embajador de Nicaragua en Guatemala. Es como una segunda edición  de “Letra con Sangre” que publicó el año pasado y fue distribuido entre maestros. Pero es una segunda edición ampliada, y corregida que profundiza en algunos temas y agrega nuevas facetas de personajes ligadas al quehacer docente.

Sé que para la primera edición algunos maestros prometieron colaborar y no lo hicieron, para esta nueva, uno que otro dio su aporte histórico, quizá por eso, el maestro Mora,  en su subconsciente y en su afán de espíritu participativo, lo tituló así: “Que todos se levante” tomado de la obra cumbre de la literatura indígena  guatemalteca, el Popol Vuh, que los quiches escribieron en  los anales de su historia.

El título, generó alguna polémica porque los y las defensor@s  de género, en su tarea, algunos a  veces exageran y quieren o creen que las palabras tienen sexo y no género; así, participé informalmente de una conversación en la que se discutía si se debía poner “Que todos y todas se levanten” y dije: que si se quería respetar y honrar el mensaje del Popol Vuh, tenía que quedar en neutro, que obviamente encierra la participación de tod@s, y ese ha de haber sido el espíritu de los quiches. Brevemente  así lo consigna el ilustre maestro Julián Corrales, encargado del prólogo de esta edición. 

Grávido de reseñas  históricas, épicas  algunas, románticas y soñadoras otras, el libro destaca por su marcada interés en una educación de calidad con la participación de todos, por eso su autor, insiste en una “educación incluyente, incluyente e incluyente”, de ahí me parece y está muy a tono con el título “Que se levante todos”. Ningún país logra su verdadero desarrollo si nó es poniendo énfasis en su sistema educativo, dedicando un buen por ciento del PIB, y con la participación de toda la sociedad.

Lo anterior está más que demostrado en aquellos países de gran desarrollo, donde los maestros, gozan del respeto, obteniendo buenos salarios y beneficios sociales que los incentiva a la participación sistémica y sistemática de su quehacer docente, tanto en la enseñanza como en la investigación técnica y científica.  

En este segundo libro, no podía faltar la pasión y  el encanto que el escritor siente por la tierra que lo encubó, y nos pinta en su libro de forma poética la acuarela de “Jinotepe de mis Amores” la prosa singular de un poeta enamorado que siente todavía sus soleados amaneceres, y sus tardes brumosas en medio del trinar de miles de pajarillos. Y es que como  decía Rubén, en el Canto Errante,  “siempre habrá poesía y siempre habrá poetas”.   

Tuve el honor de ser el primero en saludar por medio de esta página de opinión la publicación del primer libro Letra con Sangre, y quiero saludar esta nueva edición que  logra dar a luz, en conmemoración al centenario de la muerte de nuestro insigne bardo  Rubén Darío, justo el propio día de su muerte, seis de febrero de 1916, ya que este sábado seis, en su tránsito hacia la inmortalidad, en  el recinto de la Unan-Carazo, su autor el maestro Silvio Mora, hará la presentación ante invitados de todo el país.   

*Periodista y abogado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus