•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Muchas veces pensamos que los problemas de la sociedad se encuentran mayormente en el mal uso de las nuevas tecnologías, las adicciones a las redes sociales, alcohol y drogas, a la mala educación… y pues sí, estos dañan la parte social en donde habitamos todos, solo que, hay otro factor ciego ante muchos, y es el futuro de los jóvenes actuales.

Algunos retomamos este tema de los adolescentes o apenas adultos, pero esta vez me quiero referir a cómo se vivirá en un futuro no tan lejano. ¿Pensamos en el transporte, el tráfico de vehículos, la cantidad de personas que están naciendo y creciendo, la contaminación, los viajes a los departamentos, la falta de hogares o apartamentos para vivir dignamente y otros factores que hacen que la vida de un joven se vea cada vez más turbia en unos cuantos años?

Uno de los principales problemas que actualmente afecta demasiado a cualquier persona de cualquier estatus social, es el tráfico vehicular. Horas perdidas en grandes filas de automóviles que se podrían ocupar para estudiar, hacer ejercicio, adelantar trabajos, para relajarse o entretenerse, sin embargo, llegamos sofocados, enojados, frustrados luego de haber pasado tiempo de más, en pistas o carreteras principales por toda Managua. 

Llegamos a comer, dormir, trabajar con lo que se pueda, pero lo que más queremos hacer es dormir. Y nos levantamos temprano y volvemos a perder horas en estas grandes filas de nuevo, solo que ahora vamos camino al trabajo. Pienso que si en la actualidad nos molesta tanto esto, ahora imagínense en unos cinco años. 

Leí en un reportaje de este diario que existe hoy un parque vehicular oficial de más o menos 300 mil automóviles, el crecimiento promedio anual es de 20,000 que es igual al número de motocicletas que circulan por la capital, o sea que, entre carros y motos hay más de 500,000. Y de acuerdo a la asociación de distribuidores de vehículos estamos creciendo en 15,000 máquinas de transporte por año, que en cinco años, tendríamos unos 75,000 autos y motocicletas más rondando por las calles de Managua, haciendo que nos frustremos más y que entonces nuestra calidad de vida se deteriore. 

¿Piensan en realidad estas empresas o alcaldías que hacen carreteras en el futuro de cada uno de nosotros?, porque en unos cuantos años todo será un caos, la capital vendrá siendo parecida al Distrito Federal de México, a Manhattan en Nueva York o a Pekín, en China… ¿Nosotros los jóvenes estamos estudiando y trabajando para reparar los errores que las generaciones pasadas cometieron o vamos a hacer que estos problemas empeoren o cómo los vamos a corregir o mejorar? 

Relacionado al tema del tráfico vehicular, hay personas jóvenes que tienen que viajar constantemente a Managua para poder estudiar o para trabajar, el problema es que no pueden conseguir un apartamento o una casa en donde poder vivir para evitarse la pérdida de tiempo y tantos problemas de viaje, y además los costos de alquiler son muy caros y no todos pueden pagar esas cantidades. 

Entonces creo que no se debería solo pensar en el presente, sino en el futuro. Deberían de construirse en cantidad ciertos edificios para compra o alquiler de apartamentos, lo que pasa es que sí hay, solo que son de lujo y ni para la misma población nicaragüense son construidos.

Otros factores que acechan nuestro futuro, es hasta la misma irresponsabilidad de una gran cantidad de jóvenes y adultos, hacen que la tasa de natalidad aumente de forma desproporcionada. Escuché a un economista decir que estamos creciendo poblacionalmente al mismo ritmo que la economía, provocando de igual forma una gran falta de comida, recursos, estudios, espacio en la capital y en el país.

Entonces, ¿estamos conscientes los nicaragüenses de que si no hacemos nada ahora, pronto nuestro país se vendrá abajo?, porque aunque digan que la economía crece, las inversiones, el turismo y todo, la mayoría de la gente se queda con las manos vacías o en algún momento este dinero era más de algún fantasma.

Debemos de tener en cuenta que va a llegar un momento en donde ya no vamos a estudiar ni a trabajar por nosotros, sino, para los que nos siguen, para nuestros hijos y nietos, para nuestra familia.

Quizás las generaciones anteriores cometieron muchos errores, pero también ayudaron en muchas cosas que hoy ocupamos, así que usemos de manera correcta todas estas herramientas que poseemos actualmente, la fuerza de voluntad para seguir adelante, y que estos errores desaparezcan y los que están por aparecer que ni se presenten y que se creen condiciones para los jóvenes de hoy que seremos adultos mañana, calles y avenidas dónde transitar, caminar, correr, sin estresarte, sin desgastarte física y emocionalmente, porque así no vamos a aportar al país de la mejor manera y no vamos a construir la nación que soñamos. Todos nos merecemos una mejor calidad de vida. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus