Esteban Solís R.
  •   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los sondeos de opinión de firmas especializadas en Perú  apuntan a que la candidata de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, hija del exgobernante Alberto Fujimori, condenado a 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad y delitos de corrupción, ganará  las elecciones presidenciales del 10 de abril próximo  aunque con el 35% que marca en las encuestas no le alcanza para ser electa y deberá pasar a una segunda vuelta en junio. La campaña electoral peruana está salpicada por escándalos de corrupción, plagio, abusos y la alta probabilidad de que la candidatura del que aparece en  el segundo lugar  sea “desahuciada” al descubrirse que modificó irregularmente los estatutos de su partido para designar a sus candidatos a las elecciones.  

Al parecer no hay ninguna opción política que en menos de dos meses logre bajar de la cima a la exprimera dama y excongresista por Fuerza Popular. Julio Guzmán, al que las encuestas le otorgan el segundo lugar bajo el alero de  Todos por el Perú,  está a punto de ser “guillotinado” por las irregularidades ya señaladas.  Pedro Pablo Kuczynsk, que ya se postuló en 2011 quedando en tercer lugar por debajo de Ollanta Humala y Fujimori, se ha estancado y ha caído hasta el cuarto lugar. Los ataques a la primogénita de Alberto Fujimori no han permeado  su relativa popularidad incluso, ni cuando calificó de “graves errores políticos” y no de crímenes las acciones de su padre durante los diez años que gobernó el Perú. Hay quienes piensan que Keiko indultará  al expresidente y podría  ejercer una gran influencia en su eventual gobierno. Fujimori dio un autogolpe al disolver el Congreso y  suspender la actividad del Poder Judicial en 1992. Gobernó  con puño de hierro, un ejemplo de ello fue el asesinato de 9 estudiantes 
y un profesor  en 1996 cometidos por  un escuadrón de la muerte denominado Grupo Colima.

César Acuña, exalcalde y exgobernador y dueño de un consorcio educativo (tres universidades),  uno de los 19 aspirantes a la presidencia peruana inscritos para estos comicios, está señalado de haber plagiado su tesis doctoral que fue presentada en la Universidad Complutense de Madrid. Acuña pelea también la segunda posición y se ve como una opción, si no lo sacan de la competencia ante la gravedad de los señalamientos en su contra, para disputar a Keiko la segunda vuelta. Tres de las firmas encuestadoras con mayor índice de credibilidad como Datum, Ipsos Perú y la Compañía Peruana de Estadísticas de Mercadeo y Opinión (CPI), coinciden en que Keiko Fujimori ganará en forma holgada la elección del 10 de abril y que también se impondría a cualquiera de los candidatos que quede en segundo lugar, sea Guzmán, Acuña o Kuczynski.  Los exmandatarios Alan García (APRE) y Alejandro Toledo (Perú Posible), tienen pocas opciones de acuerdo a los sondeos. A García las preferencias de los votantes le otorgan 6.7% mientras qu
e a Toledo, apenas 2.7%.

Hay otra dama en la contienda, Verónica Mendoza, líder del Frente Amplio de Izquierda, sin embargo, está muy débil en cuanto a opciones de crecer y convertirse en rival de Fujimori. Los sondeos le conceden alrededor del 2%. Daniel Urresti, del Partido Nacionalista, la formación que encabezó la coalición con la que llegó al poder el Presidente Ollanta Humala, tampoco ha podido remontar y se mantiene muy lejos de la punta con un 2.8%. Hay rumores de que podría abandonar la carrera y sustituido a última hora.  

La suerte está echada. El único atractivo de estos comicios es esperar quién será el rival de Keiko, si Acuña, Kuzcynski o el propio Guzmán, si es que sobrevive su candidatura. ¿Sorpresas el 10 de abril? me resisto, pero en política está dicho todo y no está dicho nada. Más de 23 millones de peruanos están convocados a participar en los comicios. Si ninguno de los candidatos logra superar el  50% de los votos válidos emitidos, pasará a segunda vuelta con el que alcanzó el segundo lugar. 

*Periodista

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus