Jennifer Doherty-Bigara*
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una de las simplezas que la vida nos entrega es el poder observar una mariposa monarca aletear. Su gran belleza y colorido se lleva la mirada de muchas personas. ¿Sabías que vuela entre 2,000 y 4,000 km para encontrar las condiciones adecuadas para su supervivencia? El 3 de marzo es el Día Mundial de la Vida Silvestre y quiero contarles cómo el cambio climático afecta a la naturaleza y qué podemos hacer para protegerla.

Los impactos del cambio climático son la segunda amenaza para la mariposa monarca. No solo esta especie padece sus impactos, el 33-58% de las especies podrían desaparecer de realizarse las proyecciones más catastróficas del cambio climático.

La pérdida de fauna silvestre, por más mínima que sea, representa un desbalance en un ecosistema con consecuencias irreversibles.

Los impactos afectarán principalmente los corales, los pájaros y los anfibios debido a los cambios en la temperatura de los océanos, el aumento de las temperaturas y los cambios en los patrones de precipitación. Según un estudio de la Universidad de Exeter, nuestros hijos no verán corales sanos y podrían desaparecer completamente en el 2100.

Entre el 70 y 80 por ciento de los pájaros, anfibios y corales están incluidos en la llamada  lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Estas especies son susceptibles a los efectos del cambio climático.

Sin embargo, cada uno de nosotros puede proteger la vida salvaje y actuar ante la posibilidad de que nuestros animales desaparezcan. A continuación podrá ver una serie de tips a tener en cuenta:

Reciclar: todos hemos visto fotos de animales nadando en aguas contaminadas, o pájaros sobrevolando vertederos a cielo abierto. Reduciendo nuestra basura disminuimos nuestro impacto sobre los ecosistemas.

Limitar el uso de productos químicos: algunos productos de limpieza son altamente nocivos, por lo que su uso debe ser limitado y podemos buscar productos más amigables con el medioambiente.

Diseminar la belleza de la naturaleza salvaje: mediante la fotografía y, si se tiene la oportunidad de vivir cerca de bellezas únicas de la naturaleza, se puede realizar un trabajo de conservación.

Al visitar un parque, respeta el ecosistema de los animales que lo habitan.

Cuando visites un país extranjero, es clave tener cuidado con los recuerdos que uno compra y evitar los que sean realizados a base de animales.

La fauna salvaje es un tesoro que debemos conservar, y es nuestra responsabilidad cuidar de ella. En la Semana de la Vida Silvestre, ¿qué otras ideas se le ocurren para preservar y cuidar nuestra fauna?

* Asesora política y especialista en cambio climático.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus