Maryórit Guevara
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un año bisiesto solo ocurre cada cuatro años. El 2016 es un año con 366 días, porque febrero tenía un día extra –el 29– que fue un día diferente, para el proyecto Centroamérica Diferente, cofinanciado por la Unión Europea y coejecutado por Terra Nuova, en Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala. 

En Centroamérica, seis de cada 10 personas gais, lesbianas, transgéneros han sufrido discriminación y violencia. No respetar nuestras diferencias, es poner en riesgo la libertad, por ello, durante este 29 de febrero promovimos el respeto y reconocimiento de los Derechos Humanos de las personas LGBT, desde el contexto de cada país.

En Nicaragua, Cepresi como organización socia del proyecto Centroamérica Diferente, organizó una “Caminata” en Masaya, una ciudad con un buen número de grupos LGTB organizados, pero que continúan invisibilizados, por el estigma y la discriminación. El objetivo fue incidir en las autoridades locales para que apliquen en los diferentes espacios, una Ordenanza Municipal contra el estigma y la discriminación.

En Honduras, Kukulcan como organización socia del proyecto Centroamérica Diferente, preparó una “Feria Informativa-Cultural”, en el Parque Central de Tegucigalpa, donde se concentraron miembros de organizaciones y activistas LGBT. Ellos, mediante actividades artísticas y teatrales, brindaron información para combatir la ignorancia que cercena los derechos de las personas LGBT.

En El Salvador, Entre Amigos como organización socia del proyecto Centroamérica Diferente, “Liberaron Globos” en solidaridad con las personas que han sufrido bullying homo-lesbo-bi-trans-fobico. En el evento, que se realizó en “La Puerta del Diablo”, participaron organizaciones y activistas LGBT. Además, en El Salvador de El Mundo, se realizó un acto simbólico, al colocar zapatos como simbolismo de las huellas dejadas por aquellas personas LGBT que han sido víctimas de crímenes de odio.

En Guatemala, Lambda como organización socia del proyecto Centroamérica Diferente, invitará los y las pasantes presente en la calle peatonal “6ta avenida” del Centro Histórico de la Ciudad Capital a tomarse un “selfie” para promover el respeto de los derechos de las personas LGBT. Estas fotos serán “posteadas” y divulgadas en las redes sociales. 

Todas las acciones son parte de la campaña: Diferente soy yo y tengo mis derechos, que se está realizando durante los meses de febrero, marzo, abril y mayo, en el marco del Proyecto Centroamérica Diferente. El objetivo es generar conciencia crítica, cambios de actitud y sensibilizar sobre el respeto y reconocimiento de los derechos humanos de las personas de la diversidad sexual.

Y aunque se le dio poca cobertura mediática, y también, pocos nos acompañaron, me parece un acto de “valentía” y “admiración” para esos hombres y mujeres que salieron a las calles, a los espacios públicos para demandar el respeto y reconocimiento de sus Derechos Humanos.

No es “noticia” que las personas LGBT al salir a las calles son víctimas de violencia, y no me refiero solo a los “gritos y las ofensas” que viven, sino a esa violencia que los mata. Una violencia, que no les importa a las autoridades policiales, como tampoco al Gobierno, quienes se convierten en “cómplices pasivos” de estos asesinatos. 

Ante este contexto, no deja de ser admirable que las personas LGBT salgan a las calles en demanda de respeto y reconocimiento a los Derechos Humanos, que les son violentados, en espera de #UnDíaDiferente, para ellos y sus familias.

*La autora es Comunicadora Social del proyecto Centroamérica Diferente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus