Carlos Andrés Pastrán Morales
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Queremos ver el progreso de nuestro país. Queremos ver cuándo Nicaragua tendrá esas columnas de edificios y apartamentos. Queremos pasar por nuevas carreteras, nuevos puentes. Queremos tener un salario más justo. Entonces, si queremos todo esto ¿Por qué nos vamos a otro país? 

Muchas personas ansían un país lleno de riquezas en todos los ámbitos, pero se van a otros países a trabajar ¿Por qué? Cierto es pues que en los países vecinos se consigue empleo más fácilmente y con un buen salario dependiendo del puesto. Pero si en realidad queremos que Nicaragua se supere a sí misma y salga adelante, ¿no es mejor que nos quedemos? Aunque requiera un poco más de esfuerzo, dedicación y preparación, y de esta forma poco a poco y cada uno aportará un grano de arena a todo los 130,700 km2 que posee el país. Quizás así veamos un cambio, pero cada vez más pagan visas y transporte personas para irse a buscar una buena vida, por ejemplo a Costa Rica.

Todos hemos pasado alguna vez frente a la embajada de Costa Rica. Solo vemos una cantidad de gente haciendo fila para conseguir la visa e irse del país. Hasta pasan noches durmiendo ahí. Prefieren irse tal vez para ir a ver un familiar o probablemente para irse vivir y trabajar. Trato de entender que hay mucha gente sin trabajo, sin oportunidades y que quieren mejorar su vida. 

El asunto es que la gente nicaragüense, pienso yo, que pierde su dignidad y orgullo de tantas veces que nosotros los nicas nos hemos burlado de los ticos, pero muchas personas de estas burlescas ahí están como de número 4to o 5to en la fila. 

No tengo idea de cómo es vivir allá. Pero según cuentan hay un barrio donde solo habitan nicas y ticos pobres, llamado La Carpio. Según dicen también hay un parque llamado La Merced, que tiene la misma característica. La gente que quiere regresar a su país de origen tiene que vender sus artículos y electrodomésticos que usaron en su estadía y les costó mucho adquirirlos, y que lo más difícil que se puede llegar a obtener allá es una vivienda, porque hasta los mismos costarricenses no tienen vivienda propia. 

La gente no es dueña de sus casas. Los que tienen tiempo de vivir con costo pueden tener su cama. Dicen por ahí que discriminan a los nicas, y no lo dudo. Un pequeño dato es que, Nicaragua es uno de los pocos países latinoamericanos en donde las personas son dueñas de sus viviendas, según un informe del BID. 

En fin, hay dos cosas por discutir. La primera, no hay problema con que la gente trate de hacer su vida en otro país, al final es una decisión personal y todos los seres humanos tenemos derecho de progresar, aspirar, vivir mejor. 

Es verdad también que debemos crear mejores condiciones en Nicaragua, las autoridades, los empresarios, los organismos, la sociedad, todos, para que menos nicas vayan a padecer a otro país y que mejor vivan unificados con sus familias aquí, para no escuchar algunas quejas de los que vuelven a nuestro país de que está cada vez peor, y que Costa Rica es mejor, porque no hicieron el mínimo esfuerzo por su país, y lo único para lo que se movieron fue a buscar un mejor horizonte que allá no encontraron o estaba difícil. Porque así como se va mucha gente, igualmente muchos vuelven en igual situación. 

Bueno, el segundo asunto. Todos esos nicaragüenses por gracia de Dios, hijos del maíz, amantes de los paisajes, de los pueblos, de la Toña, de la Flor de Caña… ¿Por qué piensan en irse sino estamos en guerra y gozamos de paz y no hay violencia como en otros países? Tal vez en Nicaragua es complicado obtener un empleo, pero solamente cuando no se prepara con anticipación. 

Diario se escucha a gente diciendo que el país no sirve y que no hay trabajo. Pero si nos fijamos bien, ¿quiénes dicen estás palabras en casi todos los casos? Personas que ni terminaron la secundaria, muchachas que adolescentes salieron embarazadas y dejaron de estudiar, otros que se fueron por el camino del conformismo, que les dieron igual los estudios o que se dedicaron a tomar, fumar o las drogas.  

Porque si escuchamos y observamos bien, personas que se prepararon, terminaron la secundaria y la universidad, tienen buenos puestos y buenos trabajos. Hoy en día decir que soy pobre ya no es excusa para no trabajar o no estudiar. Las oportunidades se dan, y si no se aprovechan pues eso ya es culpa de uno mismo.

El problema no está en el país. El problema está en el pensamiento de cada uno de nosotros. Y a causa de eso, la gente se va a conseguir una buena vida a otros lugares. Sí queremos ver al país progresar, pues no nos quedemos con los brazos cruzados esperando que las cosas se hagan solas, porque Nicaragua nos necesita a todos y todo depende de nosotros, el futuro, el país, es de nosotros. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus