Jorge Isaac Bautista Lara
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con los ataques en Bruselas, Bélgica, hicieron una entrevista a la encargada de la Diplomacia Europea Federica Mogherini, quien dijo: “…en este caso (de los ataques terroristas), estamos hablando de un problema interno, de ciudadanos europeos. Por supuesto que hay un ángulo sirio en este escenario, pero el problema está dentro de nuestras fronteras… Es hora de que nos demos cuenta de que no se trata de una presencia externa. Son ciudadanos europeos, nacidos y crecidos aquí. Si lo mostramos de nuevo como un choque de civilizaciones, significa que no hemos entendido nada de lo que ha pasado en las dos últimas décadas. Cuando presentamos los problemas en términos de “nosotros los europeos cristianos y ellos, los árabes musulmanes”, primero no decimos la verdad. Y segundo, alimentamos la misma narrativa de quienes quieren demostrar que es imposible vivir juntos… El valor fundamental de Europa es la integración de diferentes modos de vivir. No solo es posible, sino que constituye una fuente de paz y prosperidad.”

Entre los atacantes están los hermanos Ibrahim y Khalid El Bakraoui y Najib Laachraoui, de nacionalidad Belga. El resultado: 34 muertos (14 en el aeropuerto Zaventem y 20 en la Estación de Maalbeek)  y 270 heridos. Informes confirman 31 muertos. Políticos llaman a una Europa de puertas cerradas para la migración. Extraño; los atacantes son ciudadanos europeos. El problema está dentro de Europa. Inversamente la migración de extremistas sigue siendo de europeos a reforzar el Estado Islámico.

Dentro del Barrio de Schaerbeek, está el suburbio de Molenbeek, dicen que el refugio de los terroristas, “encubadora” o “guarida del yihadismo en Europa”, De ahí procedían quienes atentaron en el aeropuerto de Bélgica, es el lugar donde se encontraron las huellas del ya detenido Salah Abdeslam, en un piso preparado para los atentados en París. Este Barrio tiene 38% de población musulmana y 30% de su población en desempleo. El 40% de jóvenes están en desempleo. Ben Talbi, vecino de la zona, señala que la falta de oportunidades de trabajo está detrás de muchos casos de radicalización, y que esto ayuda a manipular a quienes no tienen nada qué hacer. En este lugar existen unos 4,000 indocumentados.

En sus escuelas “école poubelle” (escuela basura) se discrimina, a veces no tienen un solo blanco. Algunos de sus estudiantes son de tercera generación, y aun así no se les considera verdaderos Belgas. Aquí es fácil comprar desde una pistola hasta un fusil Kaláshinikov, a como es de fácil comprar dosis de hachis, cocaína y heroína.

El Gobierno belga encuentra como solución mandar aviones F-16 a bombardear el Estado Islámico; no se considera el de crear  fuentes de empleo ni la integración social de ese sector marginal; el extirpar las causas internas que están originando los radicalismos. Bélgica estigmatiza y discrimina en lo laboral a los musulmanes, y muchos de los jóvenes se quejan de esta barrera de rechazo. Se agrega la información continua de masacres en sus pueblos de orígenes; Palestina, Irak, Siria, etc., sumados y la sopa está servida. Era asunto de tiempo obtener resultados lacerantes; ya se están viviendo, padeciendo y pagando sus costos en personas inocentes.  Entre las víctimas es obligatorio incluir a los mismos jóvenes suicidas, a quienes no se atendió, ni se les dio oportunidades sociales.

¿Si Sociedad y Gobierno belga tuviesen una política y presupuesto incluyente para estos jóvenes, hubiese pasado esto, o más bien, se hubieren sufrido estos resultados? Es patético por ser una sociedad con tanta historia, cultura, desarrollo y opulencia económica. Pero penosamente subdesarrollada en temas de inclusión. Las causas y orígenes sociales son más que evidentes, pero por difícil que pareciera decir y ver, tanto Gobierno belga como Sociedad no lo ven, dormidos en su comodidad. Bélgica tiene el mayor número de europeos, en proporción, luchando en Siria. Se van al menos dos jóvenes por semana para Siria.

Bélgica ve fallo en los Servicios de Seguridad. Pocos comentarios sobre fallos en los Servicios Sociales. Los servicios de seguridad llaman a invertir en más armas, los fallos en lo social llaman a invertir más en educación y fuentes de empleo, en buscar oportunidades para los jóvenes.

Es tan lúcida y solitaria la idea de Federica Mogherini al decir “No es la diversidad lo que destruye nuestras sociedades, sino el miedo a la diversidad”. Agregando “Esta tragedia debe impulsar la solución en Siria”.

Lo de París (Francia) y lo de Bruselas (Bélgica), continuará. Las causas están presentes; vendrán más resultados. La injustica social campea. Nada de qué asustarse ni extrañarse Bélgica, nada nuevo Europa. Son tus hijos, es tu propia juventud. Qué desperdicio de vidas tan bella. Envejeces; qué pena Europa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus