Carlos Andrés Pastrán Morales
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Día a día nos decimos “Qué bonita Nicaragua. Cómo la amo. Yo pertenezco acá. Jamás me iré”. Pero al parecer estas expresiones diariamente se quedan en el olvido, porque con el pasar de los días, vemos que todo va de mal en peor. 

Esta semana tuvimos la horrible noticia de que El Salto de la Estanzuela en Estelí se secó. El humano es el único creador de su sufrimiento. Mordemos la mano al que nos da de comer. Y así viviremos si nadie hace nada al respecto. Una hermosa reserva que muchos no tuvimos la oportunidad de conocer, pues al parecer ya no la tendremos.

La corrupción y las ganas de desear más hicieron que la tala de árboles fuera totalmente exagerada en la Reserva Natural Tisey, provocando así que la cascada y la posa se secara. La deforestación es la causante de los cambios climáticos en varias zonas del país, la que provoca los grandes calores, y hace que en varias zonas como estas, poco a poco haya ausencia de agua.

Este es solo un ejemplo de lo que se avecina en nuestro país. Si no se encuentra solución a estos problemas de ocupar bosques para fines comerciales. Años tras años iremos perdiendo nuestro sentido de ser Nicaragua. 

¿Dónde quedará después la tierra de lagos y volcanes? ¿La tierra que es rica en agua? Lamento que tantos recursos que tenemos y no los sabemos aprovechar, más bien los destruimos. Pocos pensamos en estos problemas, otros piensan en crear estos problemas y a muchos otros les da igual. 

Muchos estamos conscientes de la gravedad del asunto, pero con compartir en las redes sociales las noticias y poner un comentario triste no se soluciona nada. Se necesitan acciones. Pero tengo un presentimiento de que si estas acciones se dan, nadie las escuchará.

Nosotros dependemos de la naturaleza. Ella no depende de nosotros. Somos una plaga devora planetas. Pensamos en la progresión y en el futuro, pero de manera errónea. Pensamos que seguimos adelante, creando más y más comercio, la cosa es que no se hace de manera correcta. Dañamos cada vez más nuestro hogar. Luego nos tocará aguantar calurosos veranos o cambios repentinos en el clima. 

Si los que creen en Dios piensan que Él nos regaló este hermoso país lleno de naturaleza, es momento de hacer algo. Los que no creen en nada pues hagan algo, pensando en el futuro de sus hijos y nietos. Pero todos debemos de hacer algo. Se necesita un cambio. 

Con una persona que lo intente, se sumarán más. La cuestión es que casi nadie lo intenta. Fue excelente saber que un grupo de personas amantes de la naturaleza fueron a la reserva La Estanzuela con galones de agua para reforestar el lugar. 

A como utilizó el Boletín Ecológico la frase “Cuando un jefe indio expresó ‘que el hombre es el único animal que escupe el agua que toma’, no se equivocó”. Y le doy toda la razón. 

Estamos cavando nuestra propia tumba y lo único que hacemos es comentar la noticia y quejarnos en las redes, como que si eso solucionará algo. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus