Julio Guerrero Díaz
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los procesos de aprendizajes están marcados por el  uso de las nuevas tecnologías de la información y comunicación, el contexto mediático ha cambiado las formas de interactuar, las redes sociales se han convertido en los nuevos escenarios del quehacer cotidiano de ahí la necesidad de incorporar en los procesos de aprendizaje en todos los niveles educativos la lectura de los medios de comunicación, y la necesidad de proveer de las herramientas tanto cognitivas como instrumentales, para desarrollar estas competencias y poder comprender el contexto donde nos movemos, es por eso que se plantea lo urgente de la alfabetización mediática.

Como entendemos lo referente a la alfabetización mediática , puede ser definida como “la capacidad de acceder, analizar, y evaluar el poder de imágenes, sonidos, y mensajes con los cuales nos conformamos diariamente, y que desempeñan un papel importante de la cultura contemporánea”. El propósito de  desarrollar estas competencias es incrementar el nivel de conciencia hacia las diferentes formas que asumen los mensajes transmitidos por los medios de comunicación  todos los días, por otro lado estas nuevas competencias deberían ayudar al ciudadano a reconocer cómo los medios filtran sus percepciones y convicciones, modelan cultura y diseñan conductas.

En la educación formal es obligatorio desarrollar estas nuevas competencias que deben proporcionar al educando la capacidad del análisis crítico y creativo, hacernos capaces de resolver problemas y convertirnos en productores de información, hoy estos procesos de aprendizaje forman parte del derecho fundamental del ciudadano al igual que el derecho de  expresión y el derecho de información. Algunos expertos en educación plantean tres competencias básicas a) competencia de acceso y uso, b) Competencia relacionada con la comprensión crítica, c) competencia comunicativa y de producción creativa.

¿Cómo podemos entender cada una de estas competencias? En primer lugar debemos diferenciar por un lado el acceso físico a los medios y el contenido mediático en un contexto determinado en este sentido, el sistema educativo se ha quedado en el nivel de acceso y el uso como la capacidad de discernimiento han quedado en un segundo plano, se subutiliza esta herramienta, si no se está claro que tanto el acceso como el uso son inseparables para comprender qué es lo que pasa en el mundo, estaremos haciendo uso de ese valioso instrumento solamente para el entretenimiento que es lo que la mayor parte de los jóvenes estudiantes hacen, esta práctica está influenciada por factores tales como el sistema educativo, las políticas de las autoridades, los modelos educativos que se desarrollan y por supuesto el papel de medios de comunicación.

La siguiente competencia es la comprensión y podemos resumirla en algunos grandes aspectos: capacidad de lectura, comprensión y evaluación, pero lo más significativo de esta competencia es la búsqueda y selección de información como se orienta para que el estudiante busque y seleccione la información en función de sus propios intereses en concordancia con el desarrollo del nivel de conocimiento que va adquiriendo, es decir, valorar la información recibida.

Por último, la competencia comunicativa y creativa, el desarrollo conduce al individuo a crear y producir utilizando diferentes formas de comunicación que difunde a través de las diferentes plataformas, las competencias planteadas potencian el desarrollo de la persona en lo que concierne a la conciencia, al pensamiento crítico y a la capacidad de resolución de problemas, permite a los ciudadanos ser activos y participar en la esfera pública, este proceso es lo que se denomina competencia mediática desde la educación.

*Consultor y profesor universitario.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus