Gustavo-Adolfo Vargas *
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El ensayo “Espectros del capitalismo”, de Arundhati Roy (escritora y activista), es el mejor ejemplo de vocación que la lleva a denunciar la situación en su país, India, al que presenta como un paradigmático laboratorio de la desigualdad, descalifica las dos últimas décadas de desarrollo acelerado que aumenta la brecha entre ricos y pobres.
Roy inicia su acusación, enfocada en la residencia privada más cara y fastuosa del mundo, el rascacielos Antilia de Mumbai, que pertenece al hombre más rico de India, Mukesh Ambani, y que está valorada en alrededor de 2 mil millones de dólares.
Cuenta con veintisiete pisos, nueve ascensores, seis plantas de aparcamiento, tres helipuertos, gimnasios, jardines colgantes, salones de baile, salas de nieves y seiscientos sirvientes. Toda una alegoría de lacerantes contrastes, en un país de más de 1,200 millones de habitantes.
En India, las 100 personas más ricas poseen la cuarta parte del producto interior bruto, centenares de millones de desheredados sobreviven con menos de medio dólar al día, miles de campesinos se suicidan cada año, tras ser expulsados de sus tierras donde han construido grandes proyectos industriales o mineros, que benefician a grandes corporaciones.
La escritora se ha ganado una legión de enemigos dentro y fuera del país, desde los nacionalistas hindúes a los militares (por la denuncia de sus atrocidades), y su comprensión de las causas de los nacionalistas cachemires y la guerrilla maoísta, los constructores de presas (que arrasan zonas selváticas y de cultivo, arruinando a miles de agricultores), los grandes conglomerados y multinacionales, etc.

La acusación de falta de patriotismo, de terrorismo y las frecuentes amenazas de muerte, no bastan para disuadirla de un activismo que desnuda lo que se oculta tras el desarrollo acelerado, y la mejora de las cifras macroeconómicas de las dos últimas décadas.

En este periodo se ha creado una nueva clase media, donde ella se incluye, en la que se integran unos 300 millones de personas y que alienta el auge espectacular de la marca india.

Un logro impensable hasta no hace mucho, sin duda, pero que según Roy, ha tenido como brutal contrapartida el empobrecimiento del resto de la población, es decir, de que se amplíe hasta límites de escándalo, la brecha social que siempre fue enorme, pero que ahora se ha desbocado.

La corrupción y el nepotismo generalizados, la complicidad de las instituciones del Estado con el poder económico, la privatización de sectores esenciales, las expropiaciones salvajes y el desprecio total hacia las clases más desfavorecidas, desvirtúan la imagen de India como ejemplo de desarrollo armónico, y como “mayor democracia del mundo” que los dirigentes políticos venden, junto a la idea de un paraíso para la inversión foránea. 

En realidad, es una farsa mantenida mediante la manipulación, el engaño, el control capitalista de los medios de comunicación, la compra de voluntades y, cuando todo eso falla hacen uso de la fuerza.

Una corriente de dinero atraviesa las principales instituciones, desde el Ejecutivo al Parlamento, a la Judicatura; les priva de su capacidad de actuar a favor de los intereses de la mayoría, y con arreglo a los más elementales principios democráticos.

De la ira de la escritora y activista, tampoco se libra Narendra Modi (actual primer ministro), por su complicidad cuando estuvo al frente del gobierno de Gujarat, por la matanza de 2,000 musulmanes, en febrero del 2002. Esto último le sirvió de plataforma para llegar al poder.

Hoy se ha convertido en un símbolo (cortejado por Estados Unidos, Rusia, China, Japón y la Unión Europea), de una India que aspira a convertirse en superpotencia global y a tener una silla permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Espectros del capitalismo, es una obra que trata otros temas sin desviarse de su línea general, centrada en la India. La lectura del libro ayuda a entender mejor las complejidades de este mundo marcado por la desigualdad.

*Diplomático, Jurista y Politólogo. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus