Irina Bokova
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este primer Día del Patrimonio Mundial Africano es muy especial.

Se trata de una oportunidad de celebrar la riqueza del patrimonio cultural y natural de África, que encarna valores universales excepcionales. Es una ocasión para que los gobiernos, las comunidades locales y las sociedades del mundo se unan para apoyar uno de los recursos más valiosos del continente. El patrimonio cultural y natural de África es una fuerza de paz, y es también un motor del desarrollo y la innovación.

Tal es la inspiración de este Día Internacional, proclamado por los Estados Miembros de la UNESCO en noviembre de 2015, a fin de aumentar la conciencia mundial sobre el patrimonio africano y recabar una mayor cooperación para su salvaguardia. En esta labor deben participar todos, desde los escolares hasta las mujeres y los hombres jóvenes, junto con todos los asociados, incluido el Fondo Africano del Patrimonio Mundial, que celebra este año su décimo aniversario.

En el último decenio hemos logrado grandes avances en lo que respecta al aumento del número de sitios africanos inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial, gracias a lo cual se ha mejorado la conservación y la gestión de riesgos, ha aumentado la participación comunitaria y se han incrementado los beneficios para las comunidades locales. Sin embargo, de los 129 sitios culturales y naturales del continente africano inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial, 17 lo están también en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro. Las amenazas son múltiples, desde los conflictos armados, el terrorismo, la caza furtiva y el calentamiento global hasta la expansión urbana incontrolada y la explotación de minerales y petróleo, todo ello en un contexto de transformaciones económicas y sociales sin precedentes. 

La protección y promoción del patrimonio cultural y natural de África están estrechamente ligadas a la labor de la UNESCO encaminada a fomentar el respeto y la comprensión mutua y salvaguardar las fuentes del sentimiento de pertenencia y la creatividad. Esto también es importante para avanzar en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible; la salvaguardia del patrimonio contribuye a crear puestos de trabajo, promover la igualdad de género y erradicar la pobreza. No es necesario elegir entre patrimonio y crecimiento, entre bellos paisajes y medios de vida dignos; con las competencias adecuadas y unas capacidades más sólidas, podemos aprovechar el potencial que brinda el patrimonio para crear millones de puestos de trabajo dignos, aportando al mismo tiempo un sentido de la dignidad, la inclusión y el orgullo. Mediante la protección de los recursos naturales, los ríos y los parques, podemos liberar una extraordinaria fuente de energía renovable para todos. Esto es lo que hay que hacer, y la opción más inteligen
te. Este es hoy el mensaje de la UNESCO.

Esta cuestión es importante para África, es importante para las mujeres y los hombres de todo el mundo, y especialmente para los jóvenes.

* Directora General de la UNESCO

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus