Eddy Zepeda
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las dos últimas semanas, y ocupando amplios espacios en diferentes medios de comunicación se ha pretendido vender la idea de los beneficios del cigarro ( puro), para la economía del país, y de su ausencia o poca probabilidad del daño que puede producir a la salud humana. Fraude. Estafa. Irresponsabilidad. Los especialistas en marketing o publicidad tienen la virtud de hacer ver como el agua (incoloro, inodoro e insípido) cualquier producto que quieren vender, aun a sabiendas del daño que conlleva. Licores, costumbres, etc. Cómplices y colaboradores necesarios.

Decir que asistir a un curso motivacional (¿) de U$250 en dos o tres horas le permitirá multiplicar sus ingresos como por Arte de magia. Charlatanería. Pero, vamos a lo nuestro.

La Sociedad Americana del Cáncer ha alertado sobre cómo el hábito de fumar cigarrillos y cigarros (puros) afecta la salud de quien lo hace, a su corazón, circulación, y sus pulmones, y de quienes le rodean. La adicción se caracteriza por la búsqueda o el uso repetitivo y compulsivo de una sustancia, a pesar de sus efectos perjudiciales. Es una dependencia mental o emocional, además de orgánica o biológica. Las sustancias contenidas en el tabaco producen sensaciones de placer que estimulan al fumador a fumar más. Activan  la química del cerebro y el sistema nervioso, afectando el estado anímico. Funciona como cualquier droga adictiva al inundar los circuitos cerebrales de la compensación como la dopamina. Provoca un aumento de adrenalina en cantidad no suficiente para ser notada, pero suficiente para acelerar el corazón y elevar la presión arterial, con sus riesgos subsecuentes: según el continuum cardiovascular: hipertensión, isquemia, infarto, insuficiencia y muerte. Según el proceso pulmonar: bronquitis crónica, enfisema cáncer y muerte. Todas las formas de tabaco tienen nicotina y otros químicos que son absorbidos por los pulmones, por la boca o nariz, desde donde se propagan a todo el organismo. Las palpitaciones del corazón en estado de reposo aumentan de 2 a 3 por minuto. Recordemos que lo óptimo es entre 50 y 60, siendo aceptable menos de 80. A más latidos más consumo de oxígeno por el corazón, más riesgo de falla. La nicotina reduce la temperatura de la piel y disminuye el flujo de sangre en las piernas, los pies y el sistema genitourinario. Irrigación disminuida en los cuerpos cavernosos, tan vitales para los bravos varones. Creemos que la nicotina es la sustancia que provoca cáncer, pero es más bien la que mantiene la adicción, siendo otras dentro de las más de 4,000 presentes en el tabaquismo las causantes del cáncer. Los cigarrillos, los puros y los productos del tabaco que se fuman con pipa se hacen con hojas secas de tabaco, a lo que se agregan ingredientes para dar sabor y hacer que el fumar sea placentero y adictivo. El humo de esos productos está formado por una mezcla compleja de químicos generados por la combustión (quemados) del tabaco y sus aditivos. El humo del tabaco contiene más de 7,000 sustancias químicas, incluyendo más de 70 que causan cáncer. Algunas de dichas sustancias son: cianuro, benceno, aldehído fórmico, metanol, acetileno, amoniaco, alquitrán, y los gases venenosos monóxido de carbono y óxido de nitrógeno. Las hojas de tabaco usadas contienen materiales radiactivos. La cantidad depende de la tierra y los fertilizantes/pesticidas usados durante el crecimiento de las plantas. El humo contiene pequeñas cantidades de sustancias radiactivas que los fumadores introducen a sus pulmones a medida que inhalan. Estas partículas con radiación se acumulan en los pulmones y con el tiempo pueden conformar una gran dosis de radiactividad, considerado factor de riesgo para desarrollar bronquitis crónica y enfisema (EPOC), y cáncer de pulmón. El cáncer de pulmón causa al menos 30% de todas las muertes por cáncer en USA; el 87% de las muertes por cáncer de pulmón en hombres y el 70% en mujeres.

También cáncer en la parte superior de garganta, cavidad nasal, senos paranasales, labio, laringe, boca, esófago, faringe, y vejiga. Se ha vinculado a cáncer de páncreas, cuello uterino, ovario, colon, recto, riñón y estómago, así como algunos tipos de leucemia. Todos los productos del tabaco de uso oral causan cáncer. No existe manera segura de consumir tabaco. Fumar sin inhalar también es un riesgo, pues donde sea que el humo entre en contacto con células vivas causa daño. A nivel económico, según los Centros de Control de Enfermedades de USA, en 2004 el hábito de fumar condujo a costos en la salud pública y pérdida de productividad en promedio de U$ 10.47 por cajetilla de cigarrillo/puros; entre U$ 290,000 y 332,000 millones de dólares, que incluyen: de U$132,500 a 175.9 mil millones por Atención medica directa de adultos; 151,000 millones en pérdida de productividad debido a muertes prematuras y 5.6 mil millones por exposición a fumadores pasivos (niños, mujeres). Fumar puros también causa similares daños.

Lo dice la Academia Americana de Cáncer.  

Médico.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus