Carlos Andrés Pastrán Morales
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La vida de cada uno de nosotros puede tomar diferentes rumbos. Desde que comenzamos a ver el mundo de distinta forma, cuando crecemos y vamos viendo las complicaciones y la complejidad de cómo está constituido todo, formulamos preguntas de cómo haremos nosotros tan jóvenes, cuándo llegaremos a ser exitosos y qué haremos con nuestras vidas.

Estoy seguro que la clave del éxito está en cada uno de nosotros, en el interior, en nuestra actitud, en quiénes somos, cómo somos, qué queremos ser, con quiénes nos queremos juntar, en el apoyo que vamos a recibir, todo gira en nuestro entorno, y si no es así, pues habrá problemas.

El éxito se encuentra en seguir lo que nosotros queremos y lo que nos gusta. No solo porque familiares o amigos nos recomiendan cosas distintas es objetivo nuestro seguirlas, claro que no, debemos seguir siempre y amar siempre lo que nos gusta hacer, en lo que somos buenos, porque de esta forma vamos a tener un buen desempeño en nuestro estudios y en la vida y ciertamente que formará nuestro carácter y nos dará valores y principios.

En la sociedad también, además de amigos, existen cosas o situaciones que nos distraen que cada vez influyen en la vida de los jóvenes. Las fiestas, las salidas y las bebidas no tienen nada de malo cuando se consume y se sale con regularidad y con formalidad. Mucha gente en la actualidad, especialmente los jóvenes, vivimos en un mundo distinto a las realidades, donde el alcohol, las discos y las salidas entre amigos es lo mejor que se puede hacer en esas edades, vivimos en un mundo de fantasías que al único lugar que lleva a algunos es a no ser independientes, ni autosuficientes, sino dependientes, y por mucho tiempo.

Debemos de seguir siempre nuestros sueños y metas, no importa si nadie está de acuerdo con nuestra opinión o forma de pensar, porque somos nosotros los que tenemos esos gustos, somos nosotros los que nos vamos a esforzar para cumplir los logros, porque este mundo está lleno de competencias y cada vez hay menos tiempo para darle soluciones a los problemas que hay en la vida de ser humano actual.

Creo que no importa si lo que nos gusta es ser médico, veterinario, diplomático, ingeniero, artista, lo que sea, pero debemos siempre inclinarnos por ese camino que tienen el letrero que dice: “Este sos vos y este es tu camino al éxito”.

Puede que en un momento la vida conspire contra nosotros, un momento en que sentimos que todo se va a acabar, un momento donde quizás tomamos una mala decisión o no hicimos ninguna. Pero en ese tiempo es cuando más tenemos que confiar en nosotros mismos, porque somos nosotros los que saldremos adelante, nadie más. Debemos tener confianza y entusiasmo por lo que hacemos, ya que nos facilitará las cosas y hará que todo lo veamos desde una perspectiva más positiva.

Entonces, hay que regirse por los caminos que creamos más convenientes para nosotros. Yo soy muy joven aún, pero veo que la vida está llena de obstáculos que, con la debida paciencia y esfuerzo se pueden superar.

Llega ese momento en donde estamos solos en este mundo y no nos podemos quedar sentamos e irnos por lo fácil, aunque la verdad nada es fácil en esta vida, todo cuesta, mucho más cuando se es joven y se enfrentan problemas generacionales, diferentes puntos de vista y decisiones.

Mientras más tengamos claros cómo son las cosas y más o menos cómo serán, puede que seamos personas jóvenes que hagan algo más y mejor por el país en un futuro y a la vez salir adelante y ser quienes quisimos ser cuando estábamos jóvenes y contábamos nuestros sueños y metas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus