•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Han sido publicados 11.5 millones de documentos confidenciales, procedentes del bufete de abogados Mossack Fonseca, de los cuales aún hay mucho que revelar, por su gran significado político. Tal bufete ayudó a constituir empresas offshore, a algunos de los líderes más poderosos a fin de evadir impuestos y lavar dinero.

Según el economista Michael Hudson, Panamá fue diseñado para lavar ingresos, sobre todo de las industrias petroleras, gasísticas y mineras. El país fue escindido de Colombia por los Estados Unidos, para poder disponer de un canal.

Panamá y Liberia son conocidas como banderas de conveniencia; fueron creados de una forma similar, porque no disponen de su propia moneda, ni de su propio sistema fiscal, y ambos usan dólares de Estados Unidos.

Las compañías panameñas, fueron instituidas inicialmente con el fin de registrar buques petroleros y mineros para dar la apariencia de que todos sus beneficios procedían del transporte de petróleo, cobre y otros minerales desde distintos países del tercer mundo hacia los Estados Unidos y Europa.

Los Estados Unidos fueron pioneros en eso, hizo de la industria petrolera un sector libre de impuestos desde los años 20 del siglo pasado. Cuando se creó el impuesto al ingreso, en 1913 o 1914, fue con el propósito de capturar las rentas económicas. Pero los sectores petroleros, gasísticos y minero, lograron evadirse.

Las excolonias británicas concentran la mayor cantidad de paraísos fiscales del mundo. Siete de esos territorios fueron calificados de “jurisdicciones secretas” por la organización Red de Justicia Fiscal: Anguila, las Bermudas, las Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Gibraltar, Monserrat e Islas Turcos y Caicos.

Estos territorios tienen sus propias leyes, que les permiten ofrecer bajos o nulos impuestos, y además pueden tranquilizar a los inversores garantizando que Londres intervendrá en caso de agitación política o económica.

El problema de Norteamérica en los años 60, fue la Guerra de Vietnam. Todo el déficit de la balanza de pagos estadounidenses entre los años 50 y 60, hasta comienzos de los 70, provenía del gasto militar en el exterior.

Durante muchos años trataron de evitar que el dólar se depreciara para que Estados Unidos no se viera obligado a vender su oro.  Lo que finalmente forzó a Richard Nixon, a desvincular al dólar del oro en 1971.

Surge una interrogante ¿Por qué no aparecen muchos norteamericanos o canadienses en los papeles filtrados?, porque los estadounidenses no necesitan refugios fiscales, ellos mismos son un refugio fiscal. Los estados de Nevada, Wyoming y Dakota del Sur se consideran la nueva Suiza de la evasión fiscal.

Se puede observar la gran cantidad de acciones, bonos y depósitos bancarios norteamericanos que vienen de esas islas. Tal magnitud es lo que precisamente ha conseguido mantener a flote al dólar.

En los años 60, los delincuentes eran básicamente la gente que disponía de mayor liquidez en el mundo, y que, de ningún modo querían atar su dinero a propiedades; debido a que las propiedades son visibles y las finanzas en la balanza de pagos se conocen como invisibles. Ellos querían mantener sus finanzas a salvo en bonos del Tesoro estadounidense.

Estados Unidos quieren sostener el dólar por la vía de atraer hacia sí todo ese dinero de origen criminal, igual que el Reino Unido quiere sostener la libra esterlina convirtiéndose en el centro de la fuga de capitales practicada por los mayores delincuentes del planeta, desde los rusos hasta los dictadores africanos, pasando por los lavadores asiáticos de dinero.

Es muy difícil perseguir a los pequeños evasores fiscales, sin capturar a los peces gordos. Financian su presupuesto militar con el lavado de dinero de la clase criminal planetaria, dejando libres de impuestos a las grandes compañías transnacionales.

El conjunto del sistema financiero se ha hecho criminal en paralelo a su militarización: para poder subsidiar los pesados presupuestos militares de países como los Estados Unidos, Reino Unido, etc.

* Diplomático, Jurista y Politólogo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus