Fredy Franco*
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este 18 de mayo de 2016 el “muchacho de Niquinohomo”, el General de Hombres Libres Augusto C.Sandino, cumple el 121 aniversario de su natalicio.

Lo recordamos como “el patriota leal y sincero”, como el digno y valiente luchador antiimperialista y latinoamericanista, el del ideal internacionalista, como el luchador por la justicia social y la liberación nacional del pueblo nicaragüense. 

El ideal de Sandino está vivo, está presente-vigente en la Revolución Sandinista y en toda su obra redentora, de inclusión social, de dignificación humana y nacional, de integración liberadora y solidaria, que hoy es una realidad en Nicaragua y ha dado pasos importantes en América Latina y El Caribe.

Dentro de los documentos fundamentales que dan cuenta del ideal y propuestas de Sandino está el Manifiesto de San Albino del 1 de julio de 1927 y el Plan para la realización del Supremo Sueño de Bolívar, del 20 de marzo de 1929.

1-En el manifiesto de San Albino ubica y combina claramente su compromiso patriótico, internacionalista y social: “soy nicaragüense” dice, orgulloso de su identidad, con una visión latinoamericanista, asumiendo responsabilidades en los asuntos que suceden en Centroamérica y en el Continente. También deja claro al lado de qué sector social está: “Soy trabajador de la ciudad, artesano como se dice en este país, pero mi ideal campea en un amplio horizonte de internacionalismo, en el derecho de ser libre y de exigir justicia”;  se identifica con los pobres, porque su “mayor honra es surgir del seno de los oprimidos, que son el alma y el nervio de la raza”.

2-Sandino, ya en 1927 tiene claro estratégicamente el doble propósito de su lucha: liberación nacional y redención social: “juro ante la Patria y ante la historia que mi espada defenderá, el decoro nacional y que será redención para los oprimidos”.

3-En ambos documentos Sandino hace referencia a la necesidad de construcción del Canal Interoceánico, “ya que la naturaleza ha dotado a nuestra patria de riquezas envidiables y nos ha puesto como el punto de reunión del mundo”, pero un canal de la humanidad, de la Nacionalidad Latinoamericana, y no de Estados Unidos, cuya participación debía ser minoritaria.  El Canal, tal como lo concibió Sandino y como se desarrolla hoy, es para el progreso, para “educar a nuestro pueblo en el verdadero ambiente de democracia efectiva, y asimismo seamos respetados y no nos miren con el sangriento desprecio que hoy sufrimos”, dijo en 1927.

4- En ambos documentos Sandino hace referencia a la necesidad de defender a América de la dominación yanqui y construir la Unidad Latinoamericana,  planteada en el Plan de Realización del Supremo Sueño de Bolívar, como “ la alianza de nuestros Estados Latinoamericanos para mantener incólume” la independencia, “amenazadas por el más voraz de los imperialismos”, “para cumplir con el gran destino de la nacionalidad latinoamericana, como tierra de promisión para los hombres de todos los pueblos y de todas las razas”. 

Para ello, confiesa Sandino: “nuestro pensamiento trabajaba con la insistencia de un reloj, elaborando el panorama optimista de nuestra América triunfadora en el mañana”, optimismo que se hace realidad hoy con las distintas expresiones de unidad e integración de Nuestra América, cuyas expresiones más destacadas  hoy la constituyen la Celac  y la ALBA, procesos que, como en aquella época, se enfrenta a las agresiones de todo tipo del imperio, pero poco a poco  irá triunfando  el ideal de unidad, libertad y justicia de nuestros pueblos, por lo cual luchó Sandino. 

* Cientista Social e Historiador. 
Profesor Titular UNAN Managua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus