Erick Aguirre
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Bajo el título Biografía de Gonzalito –Una infancia nicaragüense, 1906/1919– la Academia Nicaragüense de la Lengua acaba de publicar una agrupación de textos autobiográficos del brillante y lamentablemente olvidado escritor, periodista y humorista nicaragüense Gonzalo Rivas Novoa (1906-1958), conocido por su célebre seudónimo constituido por sus iniciales: Ge Erre Ene. 

Tal publicación es un verdadero acierto editorial de la Academia, pero aun más de su editor, quien ha dedicado mucho de su esfuerzo intelectual al rescate no solo de esta sino de otras obras de Rivas Novoa. Hablo del crítico e investigador alemán Günter Schmigalle, considerado con justicia uno de los principales difusores de las letras nicaragüenses en Europa.

Schmigalle también ha dedicado exhaustivos, extensos, rigurosos y muy importantes estudios e investigaciones acerca de la obra en prosa de Rubén Darío; algo de lo que en parte ya nos hemos ocupado y habremos de ocuparnos con mucho más detenimiento en adelante.

De esta Biografía de Gonzalito es meritorio destacar el trabajo de búsqueda, recopilación, ordenamiento y rigurosa anotación de los textos, así como lo esclarecedor y pertinente que resulta la introducción, que en conjunto con las exhaustivas anotaciones contribuye a ubicar o a acomodar a sus anchas al lector contemporáneo en las disquisiciones autobiográficas del humorista nicaragüense.

Es de mérito también el esfuerzo por redimensionar la figura y la obra de un autor injustamente poco visible en la historiografía literaria nacional, cuya importancia, a pesar de haber desplegado su trabajo literario mayoritariamente en periódicos, revistas y semanarios (como el caso, también, de Manolo Cuadra), puede bien equipararse a la de los más reconocidos autores de la vanguardia nicaragüense. 

Como dije, Schmigalle ya ha rescatado con el mismo procedimiento y la misma rigurosidad y profesionalismo académico otras partes interesantes de la obra de Rivas Novoa. Ha estudiado y anotado (también con amplia introducción y rigurosas notas) las imitaciones bufas de Morado, y las crónicas sobre el legendario general sandinista conocido como Pancho Cabuya.

Así, en 1994, bajo el sello editorial Zorrillo se publicó en Managua El General Pancho Cabuya y otras aventuras centroamericanas; y en 1998 la Academia Nicaragüense de la Lengua también publicó el libro titulado Dichoso el asno que es apenas comprensivo /Ge Erre Ene y sus parodias de Rubén Darío.

Tanto en esos primeros esfuerzos como en Biografía de Gonzalito es notable (y explícito a través de las acotaciones, aclaraciones y puntualizaciones del editor) la fructífera voluntad escritural de un autor que escogió (como en muchos aspectos también lo hizo Manolo) la mezcla de ficción y autobiografía para retratar, describir y representar a profundidad la realidad y las particularidades contextuales e históricas de una época, vinculadas a una individualidad crítica y reflexiva. 

Leída en perspectiva, la Biografía de Gonzalito hace evidente una especie de disociación de la identidad (tanto personal como cultural) en el ánimo de un intelectual “formado a pulso” y afectado estrechamente por una realidad social y política en gran medida trágica.

Es importante notar en esta obra la vinculación de una tragedia socio-política-histórica-personal, con la profunda necesidad de narrar que se produce en un autor que paradójicamente intenta resolver tal contradicción con una literatura llena de humor.

En Biografía de Gonzalito el protagonismo social o político del narrador, en tanto proyección personal voluntariamente alejada de lo socialmente “beligerante” o “ejemplar”, no pretende erigirse en protagonista socialmente “providencial”, sino más bien quiere presentarse ante el lector como parte, o representante, de múltiples protagonismos “menores”, aparentemente incapaces de narrarse a sí mismos. 

Y son precisamente esos protagonistas menores, proyectados en el tamiz de su propia experiencia personal, quienes en realidad forman parte fundamental de los eventos narrados en la obra, y por tanto también de los contextos históricos en los que se inscribe el texto.

Más que el fenómeno autobiográfico de un individuo en sí, lo importante de esta obra radica en la proyección de la vocación escritural, la cultura popular y la adversidad de los contextos históricos como el más importante propósito literario del autor, a quien el editor Günter Schmigalle rescata y logra redimensionar plenamente, haciendo uso de sus mejores destrezas y herramientas intelectuales y académicas.


* Escritor y periodista.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus