Carlos Andrés Pastrán Morales
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Todos vivimos acá y todos sufrimos lo mismo, por tanto, todos somos responsables, unos más que otros, de la idea principal de este escrito.

Las elevadas temperaturas no solo provocan daños en la salud de las personas, estrés, enojo, también hace que los cultivos, el ganado y la economía del país se vea afectada de manera brutal.

Según estudios, el daño a los cultivos es debido a que los árboles y las plantas se adaptan al cambio climático y adelantan o retrasan su floración para que puedan sobrevivir. El clima está tan descontrolado que por la tarde puede hacer un calor sofocante, a veces por la noche cae lluvia y una en un millón amanece fresco en la mañana.

Los animales del sector ganadero sufren de igual forma que nosotros, quizás no por el calor, sino que este provoca que haya escasez de alimentos, pastos. Podemos ver esto cuando vamos hacia el norte, vemos campos cafés y anaranjados llenos de escasez y sequía, y allá a lo lejos vemos una o dos cabezas de ganado.

Y es que todo esto se debe a que la tala de árboles está más descontrolada que nunca, cada vez más es ilegal y desproporcionada, y esos cuerpos de agua donde talan la flora que está alrededor de ellos, provocan que con el tiempo se vayan secando. Se van perdiendo bosques y lagos. Ya el lago Cocibolca se está evaporando por las altas temperaturas.

Y mientras nos quejamos de escasez en muchos barrios y pueblos, pasaba por una calle en donde una señora estaba con la manguera regando la acera, porque hacía mucho calor. Otros se lamentan de la contaminación y las enfermedades y la Alcaldía de Managua se queja que limpiaron toneladas de basura de los cauces y la gente otra vez lanzó los desechos ahí mismo.

Los gases de los carros, además de dañar la capa de ozono que está en más peligro cada día que pasa, provocan enfermedades porque todos respiramos del mismo enfermizo humo. Animales y especies exóticas se están extinguiendo debido a la misma alterada tala de árboles. El agua se está haciendo más escasa, aunque ahora existen campañas para llevar agua a las comunidades rurales del país.

Entonces, aunque no lo parezca, esto es problema de todos, porque todos hemos aportado al daño.

Debemos tomar conciencia y empezar a hacer algo por el ambiente, porque ni siquiera podemos vivir tranquilos por estas altas temperaturas, nos quejamos y quejamos, pero no hacemos nada.

Todo es una cadena de problemas, desde que se da la tala de árboles, a la contaminación, a las enfermedades, a la sequía, al calor, hasta que algún día todo se ponga peor.

Debemos de hacer algo y debe ser ya. De la palabra a los hechos. Es una responsabilidad no solo del Gobierno, los productores, los empresarios, los ambientalistas, es de todos los ciudadanos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus