Eddy Zepeda
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De Ortodoxo y radical, fuera de la realidad, podría calificarse a quien asevere tal premisa. Verdades ridículas, dirían algun@s otr@s. Cada quien desde su percepción selectiva, de sus intereses creados.

La Evidencia puede demostrar la aseveración más cercana a la realidad. Sin sesgos ni apasionamientos.

La industria farmacéutica genera más enfermedades que salud. Generar resistencia por abusos de antibióticos es más rentable que seguir usando los mismos fármacos por tiempos prolongados.

Promover el consumo de alimentos o sustancias que afectan la salud humana es fuente de utilidades: mientras más adicción y consumo más enfermedad, más uso de fármacos y atención en salud. Desgaste al sistema público. Beneficio al sistema privado. Menos población sana.

Productividad y economía en detrimento. Ciclo de la permanencia de la pobreza.

Las industrias que más generan ganancias a nivel mundial son las de la guerra (en primer lugar), luego la farmacéutica, siguiéndole la del narcotráfico, la prostitución y la política.

La reciente visita del presidente Obama a Vietnam produjo el logro del levantamiento del embargo a la compra  de armas. Ironía y ofensa. Atrás quedó la ofensiva y genocida guerra donde arrasaron con pueblos enteros, dejando enfermedades y contaminaciones que persistirán por cienes de años por el agente naranja. Hiroshima y Nagasaki precedieron esa experiencia. Las bombas atómicas norteamericanas todavía generan radiactividad y malformaciones. Anteriormente, su visita a Cuba permitió que esa isla se abriera al mundo…Según el Gobierno USA. Pesar para el mundo al ver el inicio del fin de un proyecto social, humano, a pesar de sus detractores. Sucedió en Korea y Japón a fines de los 80 del siglo pasado. La famosa copa de futbol llevó consigo la inoculación de las costumbres, la transculturización, y la inoculación de dichos pueblos por el germen occidental. Hoy padecen de tanta enfermedad cardiovascular y cancerígena como cualquier país europeo o norteamericano.

El mercado libre está presente en todas las fases del proceso. Todo eso es incompatible con la vida.
Quienes intentan llevar vida y calidad de vida a los seres humanos ven atropellados sus intentos al enfrentarse a la estrategia de penetración del comercio o mercado, quienes tienen mayores capacidades de incidencia por cuestiones económicas, culturales, de idiosincrasia y hasta de neurodependencia, al ser capaces de estimular regiones cerebrales vinculadas a la sensación de placer o bienestar, obviando o eliminando los signos de alarma ante el peligro. A manera de ejemplo podemos citar el accidente del artista rápido y furioso, los casos de sobredosis de sustancias toxicas como las cantantes Whitney Houston y Any Westinghouse, o los casos de Michael Jackson y Prince, quienes abusaron de sustancias que tienen efecto a nivel del sistema nervioso central.

Las autoridades de salud pública cuentan con los asideros legales para regular, controlar o eliminar el uso de sustancias farmacológicas, procedimientos diagnósticos o terapéuticos que no garanticen seguridad a la población. La Ley general de salud contempla regulaciones legales ante estos desmanes. El mercado se basa en la premisa que el fin justifica los medios. Hacer dinero sin importar las consecuencias. Estudios publicados en sus mismas revistas publicitarias (SUMMA) dan cuenta de procedimientos reñidos con la ética para alcanzar lo que ellos llaman éxitos en sus actividades. Lo reconocen sus propios CEOs o Manager o Gerentes (cambian títulos como moda). 

Los Panamá Papers son una muestra de la falta de límites y escrúpulos ante la ambición desenfrenada por acumular capital.

Invitamos al Ministerio de Salud a ser más enérgico con las reglamentaciones y hacer cumplir las leyes en protección del ciudadano. Regular o eliminar productos peligrosos para la salud como las bebidas energizantes, los productos neuroestimulantes, los que tienen que ver con salud mental (ansiolíticos, antidepresivos, neuroestimulantes, etc.), debería ser tan prioritario como el control de armas. Matan a quien hace uso de ellos indebidamente, y a veces hasta con el cuidado adecuado.

Recordemos el fenómeno del suicidio como factor de riesgo. Con ambos pasaría igual, cuando no se controlan.

Salud para tod@s.
*Médico.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus