Esteban Solís R.
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los taiwaneses han dado colosales saltos en el combate contra la reducción de las emisiones de gases, que es un ejemplo para el mundo, está transformándose con la instalación de energía geotérmica  y otras fuentes de energía renovables, se erige ante la comunidad internacional con la instalación de generadores de energía eólica y paneles solares, en fin, desde hace algunos años atrás, esta isla verde, imponente y emprendedora de 36 mil kilómetros cuadrados y sus más de 23 millones de habitantes, están trabajando en armonía con la naturaleza. He presenciado recientemente , a propósito de la toma de posesión de la Presidenta Tsai Ing-wen, como sus ciudadanos aprovechan cada milímetro de espacio para plantar un árbol, sembrar todo tipo de césped, pasto, etc., para mantener sus ciudades arborizadas, limpias y ordenadas. En seis años Taiwán redujo las emisiones de dióxido de carbono a un nivel de entre 245 y 250 millones de toneladas métricas. Incluso, ya producen y comercializan motos eléctricas y ya hay pláticas con otros países del sudeste asiático para adquirir este novedoso y económico vehículo.  Alguien dijo con mucho acierto que si esta acción fuese imitada por otras potencias el mundo estaría a salvo.

Hace algunos días la presidenta Tsai durante una reunión con un nutrido grupo de aliados diplomáticos de Taiwán, muchos de ellos representantes permanentes ante distintas agencias de las Naciones Unidas, les pidió que hablaran a favor de las diferentes causas  de la isla incluyendo la de sumarse a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), adoptada en Mew York en mayo de 92 y que entró en vigor de marzo de 94. En este sentido la petición de la mandataria de que sus aliados intercedan por la isla ante los foros internacionales, como ya se ha hecho en distintas ocasiones, cobre empuje, para que esa lucha contra el cambio climático no sea aislada, porque Taiwán ha reiterado que está a dispuesta a compartir sus experiencias, sus talentos y mercados con otros países para aumentar las escalas económicas y que esos recursos sean usados con eficacia. 

Otra experiencia que debo compartir es la charla y posterior intercambio de preguntas y respuestas  a la que fuimos invitados el colectivo de periodistas, de varios académicos expertos  en política exterior, seguridad regional y de las relaciones a ambos lados del estrecho, todos ellos miembros de Taiwán Brain Trust, en donde reafirmaron que la presidenta sin duda alguna continuará las negociaciones en el estrecho porque no solamente importa a Taiwán y a China, sino a la comunidad internacional. Hay que tener una actitud abierta porque este no es un asunto privado, estamos hablando de Asia-Pacífico que debe traducirse en una zona estable y de paz, indicaron.  Consideran que hay que continuar el diálogo y que ambos gobiernos aprecian lo que se ha logrado hasta la fecha. No obstante llamaron la atención que uno de los objetivos que se ha trazado la presidenta y su equipo de gobierno es la de reducir la dependencia económica de China Continental y desde ya se trabaja en virar hacia el sudeste asiático, hacia la India, por ejemplo, tras admitir que la economía taiwanesa está en recesión y la de China está en problemas "por eso no podemos depender de las exportaciones  a China" precisan estos expertos.

Este gremio de competentes  es de la idea de que hay que reemplazar paulatinamente el mercado chino, algo así como repartir los riesgos viendo hacia otro lado, los nuevos mercados están en Estados Unidos, la Unión Europea y América Latina. Hay claridad de que debe transformarse la estructura económica y al mismo tiempo fortalecer la red de seguridad social, son retos  a corto plazo.  Un país prioritario en las relaciones económica para Taiwán será Japón. Uno de los académicos remarcó que los países hispanoparlantes también estarán en la agenda de la Jefa de Estado y que ella promoverá y fortalecerá  los lazos de amistad con América Latina, sobre todo con sus aliados para continuar apoyando los proyectos de infraestructura, mejorar el nivel de vida y ampliar los programas sociales incluyendo el de las becas.

*Periodista 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus