Eddy Zepeda
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una definición práctica de Enfermedad es la que incluye la suma de  procesos de síntomas (sentidos solamente por el paciente) y signos (que pueden verificarse por otras personas), y que pueden ser válidados por análisis de laboratorio o estudios de imagen, agregándose al concepto el hecho que pueden ser influenciados por supuestos externos que pueden modificarlos: creencias, mitos, costumbres, idiosincrasia (criterios sociológicos), todo sobre la base de un nivel educativo adecuado o deficiente. La Organización Mundial de la Salud lo sintetiza diciendo que es el correcto equilibrio entre lo físico, mental, social y espiritual, agregándose últimamente, la satisfacción de las necesidades básicas del individuo. La salud no es solamente la ausencia de enfermedad.

Tal introducción es necesaria para intentar entender el reciente fenómeno del Grisi Siknis, o mal del embrujo, en la Costa Caribe, importado al pacífico (León).

Años atrás (90), fue observado en las regiones del Caribe, población eternamente marginada, con muy bajos niveles de Calidad de Vida. Es acaso un fenómeno de Metástasis sociocultural?.  La cultura o incultura puede ser un factor incidente y predisponente, sumado a la marginalidad económica, ausencia de infraestructura social, carencia de alternativas de ocio y recreación sanos, reforzado por manejos inadecuados de las autoridades que distraen las verdaderas razones de la problemática. El narcotráfico es un agravante, al tomar la región como sitio de proliferación de sustancias adictivas, que les dejan sustanciosas ganancias. Las drogas alucinantes tienen causalidad importante en el fenómeno, más que otras razones del imaginario popular.

Debemos recordar que la formación de la personalidad en el individuo empieza en la primera infancia y pubescencia, donde el modelo de crianza incide fuertemente. Tal situación es de mucho peso en las familias caribeñas, guiadas por ancianas y chamanes. Ejemplos clásicos a tener en cuenta son los de García Márquez y Rubén Darío, quienes  fueron influenciados en sus escritos por dichos modelos. Tal caso pudiera manifestarse como un fenómeno de estrés postraumático.

Hablando de respeto a los derechos humanos, reforzar o mantener creencias o conceptos que la causa de tales fenómenos es por cuestiones religiosas o mágicas, y no por la desatención de las necesidades estructurales en dichas regiones es más bien irrespetar la inteligencia y la dignidad de los ciudadanos que allí habitan. Con el debido respeto que merecen los grupos poblacionales Caribeños debemos afirmar que el avance de la Ciencia y Tecnología, es decir, del Conocimiento, nos puede permitir verificar racionalmente cualquier suceso o fenómeno de la naturaleza. Antes se pensaba que los terremotos, inundaciones, huracanes, enfermedades, malformaciones, eran producto de fuerzas mágicas y sobrenaturales, ofreciendo hasta sacrificios humanos para contrarrestarlas. Hoy sabemos que eso no es cierto. La ciencia lo explica casi todo. Lo absoluto no existe.

Ejemplos como muestra. Curar la tuberculosis en 6-8 meses, siendo NO transmisible desde el  segundo mes de terapia, es ya una realidad. Continuar haciéndolo con hierbas, cascaras o pócimas no es posible. Los equipos especialistas de Salud mental se encuentran capacitados para atender y enfrentar las diferentes alteraciones presentadas, con terapias farmacológicas  y NO farmacológicas, incluyendo aspectos psicosociales. No se puede negar el papel relevante de los llamados médicos tradicionales, quienes conocen la idiosincrasia de su región, mas no se puede delegar la responsabilidad exclusivamente a ellas. Eso también es parte del respeto a sus derechos humanos.

El acceso y aprovechamiento de los avances científicos y su inserción en la sociedad del conocimiento es una necesidad urgente.

Un cambio de paradigmas, de políticas públicas con responsabilidad y humanismo, de equidad y justicia social es imprescindible al abordar los diferentes problemas o necesidades del Caribe. La Sociedad del Conocimiento permite pensar y actuar basados en evidencia. Lo cultural y lo folclórico puede y debe garantizarse de generación en generación. Es parte de la identidad como nación. Pero la Ciencia debe marcar siempre el Norte para las decisiones importantes, para garantizar la sobrevivencia de la especie, con Calidad y Dignidad de Vida.

Salud Para Todas.

*  Médico.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus