Augusto Zamora R.*
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Parece tema del pasado, desterrado de este siglo XXI de Internet y redes sociales, pero no. Hay en el mundo, 45 millones de esclavos, según denunciara la Fundación Walk Free hace pocos días.

Casi el 60% de esclavos se concentran en India, Paquistán y Bangladesh, que son, no lo olvidemos, los mayores fabricantes de ropa de las grandes marcas de moda.

No son hechos separados. Esas empresas prefieren países así, porque disponen de abundante mano de obra esclava. Producir a costos exiguos y optimizar beneficios. Luego los ricos del mundo desfilan orgullosos con ropas manchadas de horror.

Hay otras formas de esclavitud, aunque sean menos visibles. En decenas de países se obliga a niñas a casarse, se entregan hijos para pagar deudas o más atroz, trafican con menores para ser vejadas por pervertidos pederastas de países ricos (y no ricos).

En Estados como Mauritania la esclavitud es hereditaria. Generalmente árabes y tribus dominantes sobre tribus minoritarias, que llevan siglos padeciendo tan vil régimen.

Hay, en este tema, hechos indignantes. Que exista esclavitud en países atrasados, pobres o sobrepoblados, ofrece alguna explicación (no justificación). Que permitan esclavitud en países ricos como Qatar, Arabia Saudita, Singapur, Japón o Corea del Sur, resulta extremadamente inmoral.

La Ciencia avanza mucho pero,como demuestra esta lacra, la humanidad o una parte de ella- lo hace poco. La esclavitud fue prohibida por la Sociedad de Naciones en 1926. Algunos países rehúsan darse por enterados. Denunciarlo es obligatorio.

az.sinveniracuento@gmail.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus