Milthon Enamorado*
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Se ha avanzado en temas de derechos humanos… pero siento que no lo suficiente, que necesitamos trabajar más” fueron las palabras de Rene Martínez para un artículo de Corresponsales Clave, escrito por Kendra Jordany en el marco del 17 de mayo, día de la lucha contra la homo-lesbo-bi-trans-fobia; quizás las últimas declaraciones que ofreció a un medio de comunicación.

La comunidad LGBTI de Honduras está de luto. Cayó un grande.. Y siempre que “cae un grande” uno no deja de preguntarse  por qué ¿Por qué fue asesinado?. En el caso de Rene Martínez, ¿fue por su condición de líder de la comunidad LGBTI? ¿fue por ser militante del partido nacional? o ¿fue víctima de la criminalidad en Honduras? Como persona, uno no deja de especular, debido a la incapacidad del Estado a dar respuesta a este tipo de crímenes, que generalmente quedan en el olvido y la impunidad.

En Honduras según datos de la Unidad Legal para la Diversidad Sexual de la Asociación Kukulcán, han asesinado a 224 personas de la Diversidad Sexual, desde el 2008 hasta la fecha, entre ellas grandes líderes y lideresas como Walter Tróchez en el 2009 y Erick Martínez en el 2012. Ambos, junto con Rene, presentan ciertas similitudes en los casos: los tres habían presentado denuncias por motivos de amenaza ante las autoridades, y en los tres casos, solo se tomaba la denuncia y no se hacían las investigaciones correspondientes, lo que dio como resultado el asesinato de estas tres personas.

No conocí bien a Rene Martínez pero esto es lo que sé hasta la fecha y es información que la gente debería saber: Vivía en Chamelecón junto a su madre y sus sobrinos, era el presidente de la Comunidad Gay Sampedrana para la Salud Integral, líder de base del partido Nacional, coordinador de un Centro de Alcance en el sector Chamelecón, específicamente en la colonia Suyapa, cuyo fin es la prevención de la violencia, tenía aspiraciones a un cargo político para luchar por los derechos de la comunidad LGBTI.

Pudo haber llegado a ser regidor, alcalde, diputado, etc sin embargo ahora nunca lo sabremos, porque un grupo de “unos cuantos” decidieron arrebatarnos la vida de Rene; sin embargo, no debemos dejar que esa lucha haya sido en vano, tenemos que continuar su legado, ya que Rene abrió muchos espacios para las personas de la Diversidad Sexual, pues como él menciona en el artículo citado anteriormente “hace 10 años como era todo diferente”.

Hoy, como comunidad LGBTI, sentimos de corazón, el fallecimiento de Rene Martínez, una luz más se apaga en el candelabro de los defensores de los derechos de la Diversidad Sexual hondureña, por ello exigimos al Estado hondureño, que estos delitos no queden en la impunidad, que se investiguen y se encuentren a él o los autores, pero no solo en el caso de René, sino de los otros crímenes de odio que están sin resolver; castigar a los autores, supone un avance  contra esa campaña de odio y violencia contra la población LGBT de Honduras, y del mundo.

*Coordinador del proyecto Centroamérica Diferente en Honduras.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus