Carlos Andrés Pastrán Morales
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La vida a través de los años se vuelve cada más demostrativa o descriptiva, las penas se quedan en el olvido y las emociones y atracciones se expresan sin cautela, la libertad es de todos, entonces, ahora nadie se puede negar a reconocer el derecho del otro.

Por ejemplo, el tema de la homosexualidad, obviamente no es algo nuevo, solo que antes se hablaba con más cuidado o temor, porque era un tema tabú, delicado, y era decepción para los padres o familias, que un hijo decidiera no ser heterosexual. Se caracterizaba como algo imposible, un escándalo o un pecado de muerte, que no debía de ser así, tanto que, se llegó a un nuevo concepto de la homosexualidad en la actualidad, en donde el racismo se vive plenamente, pero la libertad de expresión vale más.

Traigo esto a colación después de lo ocurrido hace 8 días en Orlando, Florida, cuando un desquiciado disparó a matar en una disco gay y mató sin piedad a 49 personas e hirió a otro tanto igual y el mundo se conmocionó. 

Hoy en día, al menos en Managua, y se podría decir que en Latinoamérica, somos testigos de los insultos, groserías, bullying, hacia personas que prefieren la unión con el mismo sexo. A veces nosotros somos los que agredimos moralmente a ellos, o somos los que callamos y solo observamos cuando se les lastima. Pero es evidente que los tiempos han cambiado, igual los conceptos de las libertades humanas. Prueba de ello que en dos países que se declaran sumamente católicos, México e Italia, recién se aprobaron las uniones entre personas del mismo sexo. Muchos dicen que han salido del “closet” y ahora vemos hasta bares y discotecas que son pobladas por ellos.

Ahora, digo que, la gente actual, los adultos y jóvenes, la gran mayoría sigue viviendo en el pasado. Porque, se toman esto tan apecho, que no se dan cuenta que hasta ellos mismos pueden ser homosexuales, o un amigo, o su hermano, su tío. No sé si esto se ha convertido en moda y todos se están cambiando de bando, pero muchas personas no aceptan esto, cerrándose a la realidad. Y como decía Victor Hugo, la tolerancia es la mejor religión. 

Y está bien, no es de su parecer, pero puedo asegurar que están totalmente equivocados, aunque defiendan a muerte su opinión. Primeramente, los homosexuales son personas comunes y corrientes como vos, como yo, como él y como ella. Viven con nosotros, son nuestros amigos, nos reímos con ellos y de ellos. Hasta puedan llegar a ser mejores consejeros, trabajadores, ayudantes, profesionales, intelectuales, jefes, dirigentes, lo que sea. Solo que, siendo hombre, le podes gustar vos o le puedo gustar yo. ¿Y qué hacer? Pues aceptar sus diferencias, puntos de vista, inclinaciones. Algunos se radicalizan y hasta religiosos se ofenden y en vez de abrir las puertas de sus iglesias los reprimen demostrando que la tolerancia no rige su corazón. 

Es cierto que existen gays que son exageradamente expresivos y que se dedican a enamorar a cualquier hombre en la calle, pero de este tipo no encaja con el tema.

Entrando en el clímax, ¿por qué las familias, principalmente los padres, ahora se asombran y se preocupan con que su hijo sea homosexual? Acaso no ven de que es algo sumamente normal. Que un libro sagrado de tu religión dice que esto conspira con la divinidad y perfección con la que está hecho el hombre, no tiene nada que ver en lo absoluto, porque un libro, una religión, o las personas, no deciden por uno mismo, hay que pensar siempre en equipo y en comunidad, pero más por uno mismo. 

¿Qué te preocupa que a tu hijo le gusten los hombres en vez de las mujeres como a vos?, pues ni modo, no podes cambiar los gustos a fuerza, porque no son los tuyos. 

Además, ser homosexual no significa que sos superior o inferior, lo mismo da, vos, yo, somos iguales. Todo se basa en respeto, valores, la moral y la ética. Y esto es algo importante también, la forma en cómo se inculcan los valores en los niños, los valores que se enseñan en casa. Y por esta situación es que digo que las personas siguen viviendo en el pasado, porque siguen educando a los niños con videos, conceptos, valores, religiones, que no se ajustan a la realidad del mundo de hoy e inculcan desde pequeños ese machismo en los hombres.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus