Jorge Isaac Bautista Lara
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Niza es la ciudad más grande de la parte turística de Costa Azul y la séptima ciudad de Francia. Ubicada en el Mediterráneo: 960 km de París, 30 km de frontera con Italia y 20 de Mónaco. Ahí un conductor ha embestido personas con un camión blanco, alquilado, de 19 toneladas. Su nombre: Mohamed Lahouaiej Boulhel (divorciado, 31 años, 3 hijos, de oficio chofer y repartidor, origen tunecino; con permiso de residencia en Francia). El recorrido del camión, según el fiscal Jean-Michel Prétre, ha sido de 2 km. Dicen que hizo un recorrido del lugar días antes. Celebraban la Toma de la Bastilla de la Revolución Francesa. Resultado: 303 heridos, 84 muertos, 85 hospitalizados, en reanimación 29 y 16 con pronósticos reservados; la cifra oficial de muertos podrán variar. Se realizaron las medidas de seguridad y operativas previsibles en esos contextos, basados en las últimas experiencias.

Pero fueron superadas. Así lo peor ocurrió. ¿Ocurrió así verdaderamente? Permítanme las dudas: se dice que este hecho ha determinado variantes a los sistemas clásicos de seguridad. Lo que significa que quien lo hizo ha sido una persona de habilidad en esta materia que los sorprendió y agarró fuera de base. Superando y humillando a los cuerpos profesionales de inteligencia. Contado el cuento, las dudas razonables saltan en eslabones lógicos que no están calzando al tratar de entender los móviles; ¿quién era este sujeto; qué lo motivo? ¿Cuál era su capacidad y habilidades operativas? ¿Qué noticia trascendía en Francia en ese momento?

¿Cuál es la respuesta del Gobierno? ¿Representaba a alguien? etc. Las respuestas determinaran decisiones y acciones. Aclaradas las culpas, estarán los nortes para el actuar de Francia y de la Comunidad Internacional. Marcaría una dirección militar o no: adecuada y programas. Comprendido así, resulta sensible y delicado, determinarlo con certeza meridiana, seriedad y serenidad. Evitando errores brutales como el de la invasión a Irak (más de millón y medio de muertos), cuya justificación, fue sustentado sobre “datos errados” de Inteligencia. Esto se supo siempre y se le hizo caso omiso. Consumado el hecho, invadido Irak, se reconoció el error de la información. Pero los muertos ya estaban muertos. ¿Y Niza? 10 horas antes, se hizo el anuncio oficial por el Presidente Francois Hollande del levantamiento del Estado de Excepción vigente desde noviembre, a partir 26 de julio; en consecuencia los 10,000 militares en las calles, pasarían a 7,000. Por otro lado estaba un contexto de continuas marchas de protesta por las reformas laborales. Sucedida la tragedia de

Niza, ante un pánico nacional, las medidas no han tenido réplica, fueron inmediatas; a.- Se prolonga el Estado de Emergencia. b.- Se ordena ampliar las Fuerzas Especiales Anti-terroristas. c.- Convocan a miles de policías reservistas para incrementar las medidas de seguridad en el país (adicionan 12,000, a los actuales 120,000). d.- Se convoca al país estar alerta ante amenazas antiterroristas, y el Presidente anuncia que “habrá réplica”.

Y el Primer Ministro Manuel Valls dice que “la guerra será larga”. Es decir, Francia da un paso de militarización sin oposición. Pero ¿Quién es este Bouhlel?

Datos; 1.- Un total desconocido para los servicios de inteligencia de Francia. Tenía delitos comunes. 2.- Ningún vecino lo ha visto visitar mezquitas, no ayunaba, no rezaba. El padre dice que tenía problemas psicológicos. 3.- Nadie le relaciona, vecinos y familiares, como alguien con radicalización islámica. No dan un voto por esa versión. No se encuentran prueba de la radicalización “rápida”, término inventado ante la falta de pruebas. A lo mejor más adelante encuentran. 4.- Era musculoso, mujeriego, le gustaba la salsa, tomaba cerveza; por eso le apodaban “Van Damme”. 5.- Era reservado y hosco con los vecinos. De oficio repartidor. 6.- En el camión estaban: unos fusiles falsos, una granada inutilizada y una pistola calibre 7.65. Nada más. 7.- Atravesaba una crisis matrimonial. 8.- No dan razón ni datos de más armas, correos, documentos, enlaces; que den atisbos de esa radicalización.

Es decir; por el lado que se le busca no se ve en este sujeto las características y tesón para ejecutar, planificar (en detalle), a como se dice. Cuando cuestionaron sobre estas inconsistencias, la respuesta ha sido que su radicalización “fue rápida”. Es decir, tan rápida que no quedó vestigio. Se acusó desde el principio al Estado Islámico. Y hasta después se dijo que este lo reconoció pero ¿Quién del EI lo reconoció? No lo dicen ¿Qué está pasando: “Orlando”, “Niza” y similares? Datos e historias inconsistentes. Las redes pueden ayudar ejemplo en youtube: “18 claves para detectar una falsa Bandera”  (José Luis Camacho). El lego no calza. ¿Cuál es la verdad que se está tejiendo?

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus