Juan Alberto Henríquez Oporta
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una  institución cultural  nicaragüense se llenó la boca para homenajear a un artista  de la pintura, haciendo honor a quien honor merece. 

El pintor y maestro de la pintura Róger  Pérez de la Rocha ha tenido en  su vida, como todo hombre mortal, etapas  brillantes y otras, no tanto. Procede de  una familia numerosa de ocho  miembros, su padre estuvo exiliado  durante el régimen somocista en Cuba y siempre el pintor recuerda ese  suceso, no la época  de exilio de  su padre, sino el  nacimiento  de  la  idea revolucionaria. Se casó varias veces con dignas mujeres: con la periodista Angela  Saballos, Nelba Blandón, Rosa María  Sánchez, Marta Luz Padilla y otras. Él se considera un enamorado de la vida, de la pintura y apasionado por las  mujeres. Durante más de treinta años, tomó licor y las sesiones para su recuperación, muchas veces llevaron a sus parejas, sus amigas o amigos, a  recurrir a métodos no tradicionales,  hasta que por su propia cuenta y mérito, se encontró con la Fraternidad Internacional de Hombres de Negocios y tomó en serio cargos de responsabilidad en un Capítulo, haciendo “one two” con el ingeniero Sergio Narváez (El Pollo).

Recuerdo que en los momentos de lo que he llamado Refundación del FSLN, procedimos a buscar la unidad con todos los sectores dispersos de la izquierda y a proponerles como trabajo unitario a Edgar Munguía Álvarez (La gata Munguía) como candidato a la  presidencia del Centro Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de  Nicaragua -CUUN- en oposición al candidato socialcristiano Francisco Fiallos Navarro (que ya en su vida política fue Procurador General de la República en tiempos del gobierno de Enrique Bolaños) cuya candidatura en la UNAN, radicalizó la posiciones políticas, ayudado por el diario Novedades. En esas circunstancias fue contactado el pintor Róger Pérez de la Rocha quien no puso ninguna objeción  a la propuesta y se integró al trabajo de pintar   los afiches con la figura del candidato Edgar Munguía. La oposición comentaba que la campaña era cara, pues se hicieron unos afiches   grandes, se podría decir del tamaño de los que  usa Daniel Ortega actualmente. Aparecieron  en Managua, León, Jinotepe, ciudades en donde funcionaba  la Universidad. Llovían las acusaciones de los social cristianos  contra Hugo Mejía  Briceño,  Presidente del CUUN, pues los afiches eran carísimos. Se reprodujeron las fotos de Munguía en tamaño pequeño  y  circulaban de  tal modo  que  nadie en la UNAN dejó de saber de la candidatura del FER o de la izquierda. Esta participación del artista Pérez de la Rocha, era el resultado de cuatro opiniones:  La de Hugo Mejía Briceño, estimado como social cristiano, aunque el Frente Demócrata Cristiano -FDC- , lo negaba y después supimos que era de la Juventud Universitaria Católica Pro lucha Armada. También la de Guillermo Baltodano del Partido Socialista,  además del poeta Félix Navarrete del FSLN, Mario Tijerino excandidato al CUUN por el FER así mismo mi opinión como FSLN en ese momento. Afortunada la campaña con el apoyo de un artista que consiguió el aplastante  triunfo  de  Edgar  Munguía, cuya  figura logró para el FSLN  convertir la UNAN en una trinchera de lucha en contra de la dictadura somocista. 

Róger Pérez de la Rocha ha expuesto sus obras   de retratos, desnudos y otros temas en todo  Centroamérica, Cuba, México, Hungría, URSS, Bulgaria, España, Brasil y en otras partes del  mundo. Es académico de la pintura, maestro   de  su  arte en Nicaragua y en otros países. Es  de los pocos que puede decir “soy un profeta  en mi tierra ”pues además de ser reconocido  por la intelectualidad nacional, sus pasos son una huella  para todos los pintores veteranos y nóveles. Así lo demostró durante su tiempo de estadía en Praxis y en la Asociación Sandinista de Trabajadores de la Cultura. En la actualidad, recibió un pergamino de honor en el homenaje que se celebró en Hispamer.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus