Augusto Zamora R.*
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La columna del pasado domingo sobre el fenómeno Pokémon Go, generó una notable cantidad de comentarios, algunos casi religiosos, dando fe de la fuerza de sus devotos.

No es esto lo que ha llamado la atención, sino el alud de faltas de ortografía y redacción de una mayoría de comentaristas, hecho que da mucho que pensar.

Es desalentador leer ‘agamos’ por hagamos, cuando de primaria sabemos que todas las formas del verbo Hacer llevan h. Es fascista, no facista. En español, los signos de exclamación e interrogación llevan apertura y cierre (¡!, ¿?)…

No hay crítica a los autores (¡cada quien es libre de escribir cuantas faltas de ortografía y redacción desee!). Solo acotación respecto a lo que este hecho significa.

Aprendemos lo básico de vocabulario, ortografía y redacción en las escuelas, pero lo sustantivo se aprende leyendo, leyendo, leyendo y leyendo. No existen otros caminos.

La influencia del inglés hace que personas peleadas con nuestra gramática escriban oraciones de interrogación y exclamación únicamente con signos de cierre.

Otras dejan en la escuela las reglas de acentuación de palabras esdrújulas, agudas y graves.

Son pléyade los que el último libro que tocan es en secundaria o la universidad.

Los países avanzan según los niveles educativo-culturales de sus poblaciones. Hay una relación directa, casi matemática, entre educación y desarrollo, sin atajos posibles.

Ortografía y redacción son medida exacta de nivel educativo-cultural de una persona, grupo o país. El nuestro es ese. Lloremos.

az.sinveniracuento@gmail.com
 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus