Eddy Zepeda
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los periodistas en sus distintos medios de comunicación (TV, radio, escritos, redes) se encuentran a diario con el Dilema de qué noticias atender para transmitir a la ciudadanía, pretendiendo ante todo mantener la atención o rating. Elevar las ventas de su medio. En el trajín de la decisión pueden optar por desinformar y distorsionar o informar,educar y contribuir en la formación de opinión del ciudadano. Tarea loable, aunque poco remunerada.

Es harto sabido que el proceso de estar sano o enfermo es debido a múltiples factores o causas. Atrás quedó el concepto de la unicausalidad, cuando se pensaba que una bacteria, virus, hongo o algún fenómeno de generación espontánea, era el responsable único de las enfermedades. Dentro de la multicausalidad se incluyen hoy día, aspectos de espiritualidad como atenuantes o agravantes.

Estado físico y mental adecuado, escolaridad o nivel cultural, conocimientos, actitudes y prácticas. También se consideran elementos relevantes: características intrínsecas o propias del individuo, sus anticuerpos ante las agresiones a su salud. Sin embargo, propio del sistema globalizante y de cultura de mercado, un lugar preponderante en esta cascada de sucesos lo ocupa el acceso a la información y el conocimiento. Dime cuánto sabes y te diré cuánto vales, parafraseando la conocida premisa que valoriza lo material por encima de lo humano. ¿Qué papel juega entonces lo llamado mediático?, ¿lo que se vincula con los medios de comunicación?

Ingenuamente se pensó anteriormente que el acceso a la modernidad desembocaría en mejor calidad de vida para la sociedad. Eso se limita nada más a pequeños grupos élites en cada país. Hasta en los más miserables de África.

Igual que el desarrollo de la ciencia y el aporte de los cientificos nos hacen suponer que los avances son positivos, la realidad actual nos demuestra que también existe ciencia y cientificos para lo negativo, para generar más daño. Es la representación de la anti-ética en la ciencia.

Dicho fenómeno es equivalente al efecto de la terapia anticancerosa sobre los tejidos, que elimina el tejido enfermo, pero también el sano. Siguen los estudios para encontrar terapias selectivas que solamente se limiten a eliminar la enfermedad. Haciendo el cruce o la analogía con el papel que juegan los medios de comunicación en la formación de opinión pública y de la conciencia social, es evidente que el impacto de la forma y los contenidos de lo que se transmite puede causar el beneficio de transmitir datos, orientaciones y conductas positivas, pero también  el efecto contrario. DESINFORMAR, DISTORSIONAR. DESORIENTAR.

La salud y la educación como  indicadores de desarrollo integral de una nación no pueden ser manejados con los mismos parámetros que lo deportivo o lo farandulero en la estrategia de cualquier medio de comunicación masivo y de consumo familiar. Destinar espacios o tiempos extensos para noticias distorsionadoras u obscenas y carentes de objetividad y evidencia de ser ciertas, como los llamados fenómenos paranormales o las imágenes de modelos XXX importadas para promover turismo (¿?) para consumo de adultos (a sabiendas que los niños tienen acceso a dicho material) no es una adecuada estrategia de marketing. So pretexto de respetar las libertades, se fomentan actividades que dañan el crecimiento saludable de las generaciones emergentes. Espada de Damocles sobre la generación milenio y las que le siguen, de seguir siendo manejadas por el mercado.

La Academia de Ciencias de Nicaragua ha identificado la urgente necesidad de fortalecer la formación de los trabajadores de la información (APN, UPN, independientes) de cara a potenciar y aprovechar las oportunidades existentes, con las tecnologías de avanzada que se disponen y con las experiencias que ya se han obtenido otros países. Hacer periodismo educativo, formativo, objetivo y propositivo que contribuya en cultivar ciudadanos pensantes y no simples receptores de mensajes, capaces de discriminar lo valioso de lo banal y de lograr llevar información científica a la ciudadanía para que se apropie de ella y le permita aplicarla a su vida cotidiana.

Ciencia para el ciudadano del barrio, municipio y comarca. Dejar atrás el mito que hacer o producir ciencia o conocimiento es potestad de una élite. Concebirlo como un deber (para aportar al país) y un derecho (todos podemos hacer ciencia, relativamente). E.C.B.I. o Enseñanza de la Ciencia Basada en la Indagación es el proyecto que dio sus primeros pasos entrenando maestros del nivel primario para ir formando futuros investigadores. Falta que las autoridades de educación los integren a sus planes para llevarlo hasta la última escuela del país. Los funcionarios negociadores que tratan con el BID pueden reactivar la gestión iniciada hace más de 4 años. Todos los estudiantes merecen la oportunidad. Democraticemos el acceso al conocimiento.

Salud para todos.

Médico

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus