Eddy Zepeda
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El gremio médico es referente noticioso en estos momentos. Para bien y para no tan bien. Agosto trae fechas dignas de tener en consideración. El 26 se recuerda el Día del Médico, tomando en cuenta el momento en que Oscar Danilo Rosales, en la facultad de León, renuncia a la docencia para integrarse a la guerrilla de Pancasán, 1967, donde cae combatiendo. Antes, el 9, se conmemora El Día del Trabajador de la Salud, siendo los medicos también del gremio.

Luego, en Octubre también se festeja otro Día del Médico, en honor al Sabio Debayle, amigo y médico de  Rubén Darío, graduado en la Sorbona de París, y de quien se menciona que cometió iatrogenia al realizar punción hepática ante un proceso cirrótico irreversible. Afortunadamente la figura legal de iatrogenia o de homicidio imprudente no existía entonces.

Revisando sendos juramentos conocidos dentro del gremio, especies de rituales o simbolismos al momento de culminar  los estudios, el de Hipócrates (Siglo V a.c.) y el de Mainómedes (posteriormente), a pesar de ser épocas oscurantistas e inquisidoras, en ninguno se menciona la Lapidación o sentencia de muerte, física, moral o civil, a quien en el ejercicio de su función de salvar vidas o mejorar la calidad de la misma, comete un error, falla involuntaria o inconsciente o, producto de las probabilidades estadísticas. La llamada casuística.

Respetando profundamente y comprendiendo el dolor de las familias (tanto del paciente como de los médicos involucrados) es oportuno invitar a la reflexión a todos: instituciones públicas, privadas y asociaciones que estén vinculados en el tema para que no se sigan produciendo más víctimas. La máxima de ojo por ojo y diente por diente no puede seguir utilizándose en estos tiempos que la expectativa de vida supera los 80 años con plenitud y calidad y de logros plenos en conocimiento en dominio de la ciencia y la tecnología, buscando evitar al máximo los errores que puedan poner en riesgo la vida misma.    

Primun NON Nocere es la máxima que guía al gremio. Lo primero es NO hacer daño. La población debe estar segura que quien viste una bata blanca es un ser humano que busca el equilibrio de su salud quebrantada, la física, mental, sensorial o emocional. Que cualquier situación contrario a eso sucede por el simple hecho o razón QUE NO SOMOS PERFECTOS, y quien asuma que lo es, probablemente sea un hereje.

Siendo críticos y responsables hemos de reconocer que producto de la influencia nociva de la globalización y el mercado (que parece ser inevitable en cualquier sistema: Europa Occidental, Norteamérica, Europa del Este, China, Ex URSS, donde la DESHUMANIZACIÓN es directamente proporcional al llamado DESARROLLO), los conceptos han venido cambiando y deformándose. El Medico formado en décadas anteriores, cuya misión era velar por la salud del individuo y su entorno humano y ecológico, sin distingos de raza, color o nivel social-económico hoy ubica dentro de sus prioridades el bienestar económico y su posición o establishment dentro de su grupo social circundante.

Integrar en el concepto de éxito profesional la marca del vehículo que se usa, el centro médico donde se labora o el residencial donde se habita, y hasta las marcas con que se visten y perfuman puede conducir a concepciones equivocadas de estrategias para alcanzarlo. Diagnosticar procesos irreales, sugerir terapéuticas innecesarias, hacer estudios costosos indebidamente, todo con el fin de lograr utilidades obscenas no puede concebirse siquiera. Nunca el fin ha justificado los medios. Hacerlo de manera adecuada sería lo más honroso, aunque cueste un poco más. Sesgos importantes a tener en cuenta en este campo del conocimiento y del trabajo, igual que en cualquier otro.

Retomando un concepto de nuestra práctica diaria, La Evidencia, intentemos reflexionar y retomar el rumbo adecuado y sobre todo, abonemos votos de confianza entre quienes necesitan salud y quienes pueden contribuir en brindarla. Fortalezcamos la Relación Médico - Paciente, que es la base más firme de lograr Salud para todos. Ética Y Respeto ante todo.

La Vida Humana no debe ser un producto más del Marketing.

Salud a todos y todas.

* Médico

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus