Esteban Solís R.
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela hizo poner los pies sobre la tierra a encumbrados dirigentes de la coalición opositora Mesa de la Unidad como Henrique Capriles y Henry Ramos Allup, ambos enfrentados por sus ambiciones presidenciales, toda vez que según los plazos establecidos por la autoridad electoral, no será posible este año el referendo revocatorio contra el mandato del  presidente Nicolás Maduro. Tanto Capriles como Allup y otros líderes de la derecha venezolana se frotaban las manos, complacidos de ver salir a Maduro de Miraflores antes del 10 de enero de 2017, fecha del inicio de su cuarto año al frente del Ejecutivo.

Sin embargo, el CNE con Tibisay Lucena al frente, en estricto apego a la ley, definió plazos para la convocatoria de la consulta, a finales de octubre por ejemplo, para la recolección de al menos 4 millones de firmas del padrón electoral (20%), acción que debe efectuarse en tres días, luego el CNE tendrá entre 28 y 29 días para verificar esas firmas y si son avaladas se convocará el referendo en un plazo de máximo de tres meses, entre febrero y marzo de 2017.

El artículo 233 de la Constitución Política de la República Bolivariana de Venezuela en uno de sus incisos establece con claridad que si la falta absoluta del Presidente de la República se produce durante los  dos últimos años de período constitucional, el Vicepresidente Ejecutivo asumirá la presidencia hasta completar el mismo. Esta es la realidad planeada ahora, si Maduro fuese revocado después del 10 de enero de 2017, asumiría el Vicepresidente hasta completar el mandato.  Si el  Presidente de la República es revocado, constitucionalmente se considera  como falta absoluta. El verdadero debate sin embargo, no tiene connotaciones  jurídicas sobre plazos y fechas, lo que está en juego en Venezuela es el acecho al poder de la vieja oligarquía incrustada en emporios económicos vinculados a poderosos e influyentes medios de comunicación. Desde el exterior  se han escuchado voces salidas de tono de irrespeto a la dignidad de los venezolanos exigiendo la salida o la renuncia del Presidente de la República. Pero no todo es negativo, hay un esfuerzo mancomunado de varios expresidentes liderados por el exjefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez  Zapatero, que trata de buscar un acercamiento entre las partes contendientes para sentarse a negociar y otorgarle un poco de oxígeno a la diezmada economía del país sudamericano, enfrentado también a una guerra económica de la que Maduro ha hecho responsable a Estados Unidos de quien dijo tener una "obsesión fatal" con Venezuela.

La oposición ha intentado y anunciado de todo para sacar a Maduro del poder desde exigir su renuncia hasta su destitución, pasando por una constituyente o el revocatorio mismo, pero no ha podido y al parecer, tampoco podrá hacerlo y deberá esperar las elecciones de 2018, respetando las reglas del juego, para disputar el poder. Pienso que si no hay revocatorio antes de enero de 2017, como creo que así será, la oposición enfocará sus baterías en las elecciones presidenciales aunque ya salieron algunos adelantando que el chavismo sufrirá tremendas derrotas durante los comicios regionales de diciembre de este año y las municipales de 2017. Capriles y Allup, como es ya su costumbre, se fueron en insultos en contra de las rectoras del CNE y en especial contra su presidenta, la señora Lucena. Capriles le dijo "cínica" y "mentirosa" en tanto  Ramos Allup, llamó "zánganas" a las cuatro rectoras y hasta se atrevió a retarlas para que lo demanden si es que se atreven. El 1 de septiembre la MUD ha convocado a una movilización para exigir una fecha para la convocatoria del revocatorio. Diosdado Cabello, uno de los hombres fuertes del chavismo reafirmó que no habrá diálogo este año porque la derecha ha remarcado que si no hay revocatorio en 2016 no hay diálogo. Cabello advirtió que no van a aceptar ningún chantaje a la oposición y que el chavismo está preparado para enfrentar a la "derecha antidemocrática" en el escenario que sea.

* Periodista.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus