José Márquez Ceas
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Objetivo de Desarrollo Sostenible 16 de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible insta a todos los Estados a “Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y construir a todos los niveles instituciones eficaces e inclusivas que rindan cuentas.”

Ello debe empezar por los derechos humanos y la dignidad de todas las mujeres y todos los hombres. Son el fundamento que permite incluir todas las voces, potenciar a la sociedad mediante la libertad de expresión y la libertad de información y contar con instituciones transparentes que sean responsables y representativas. Son elementos propicios para la formulación de políticas que sean justas y, por lo tanto, eficaces, y sientan las bases para convivir en sociedades cada vez más diversas. Confieren a las mujeres y los hombres el poder de actuar hoy para forjar mañana un futuro mejor para todos.

La Agenda 2030 comprende 17 objetivos que tienen como denominador común la democracia, los derechos humanos y la dignidad.

El cumplimiento de esos objetivos supone el compromiso de los gobiernos y ciudadanos de todo el mundo para defender valores comunes, consolidar el estado de derecho y el buen gobierno y dar cada vez mayor cabida a la sociedad civil.

En estos objetivos se sustenta toda la labor de la Unesco para erigir los baluartes de la paz en la mente de las mujeres y los hombres mediante la educación, las ciencias, la cultura, la comunicación y la información, sentando así las bases de una cultura democrática dinámica.

Mensaje de la Sra. Irina Bokova, directora general de la Unesco, con motivo del Día Internacional de la Democracia.

En 1993, cuando recibió el Premio Nobel de la Paz, Nelson Mandela declaró:

“Este debe ser un mundo de democracia y respeto de los derechos humanos, un mundo liberado de los horrores de la pobreza, el hambre, la privación y la ignorancia, exento de la amenaza y el flagelo de las guerras civiles y agresiones externas y librado de la gran tragedia de los millones de personas obligadas a convertirse en refugiados.”

Hoy, en un mundo que atraviesa grandes turbulencias, esta visión es más apremiante que nunca. Necesitamos un nuevo compromiso de todos con una sólida cultura democrática, con nuevas formas de solidaridad y ciudadanía mundiales, y con una visión de la humanidad y el mundo como un todo. Este es el mensaje de la Unesco en este Día Internacional de la Democracia.

Economista

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus