Jorge Eduardo Arellano
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Invitado por la doctora Rocío Oviedo Pérez de Tudela, representé a Nicaragua en el Duodécimo Congreso de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos (Aeelh): “Un universo de universos / Rubén Darío en su centenario (1867-1916)”, celebrado del 12 al 15 de septiembre en la Universidad Complutense de Madrid, mi alma mater. 

No presenté ponencia, pero tuve a mi cargo la conferencia de clausura, “Rubén Darío, españolista mayor”, precedido de la exposición “Rubén Darío: una historia en fragmentos de papel”, preparada en y por la Biblioteca Histórica de la Complutense (Noviciado, 3). Ambos eventos tuvieron  lugar el 15 y, por obvias razones, no daré cuenta de ellos.

Solo quiero registrar la mayoría de los contenidos de esa convocatoria de alta calidad académica, y sin precedentes en España, que abarcó 110 ponencias e intervenciones plenarias. He aquí sus temas: Darío y Francia, su iniciación, Darío y su poética, su biografía, autoficción y modernismo; Darío y sus precursores, Darío para niños, las mujeres modernistas (entre ellas la uruguaya Delmira Agustini y su vinculación con Darío); Darío y la pintura, Darío y la música, sus ensayos y cuentos; las revistas del modernismo (sobre todo Mundial y Elegancias). Darío y el teatro, la modernidad del modernismo, sus ecos caribeños y el archivo dariano de la Complutense, por citar los más relevantes.

Hubo homenajes, como el dedicado al hispanista italiano Guiseppe Bellini (1926-2016), estudioso de Darío que visitó Nicaragua en 1967; encuentros de escritores y lecturas de poemas. En la sesión inaugural en el Salón de Actos del Edificio D de la Facultad de Filología participaron seis personalidades: Darío Villanueva, director de la Real Academia Española; Carlos Andradas, rector de la Universidad Complutense y  Natalia Quant, encargada de negocios de la Embajada de Nicaragua en España; Eugenio Luján, decano de la Facultad de Filología; Vicente Carrera, presidente de la Aeelh y Rocío Oviedo, directora del Congreso. 

Entre otras publicaciones, fue presentada por la misma Rocío y Claudio Pérez Miguez en Casa de América la edición facsimilar del Cuaderno de hule [negro], pieza suprema del Archivo rubendariano que contiene el manuscrito del “Poema de otoño”. Pero escaso fue su tiraje y prohibitivo el precio de cada ejemplar. Otro libro, esta vez anunciado, correspondió al del mexicano Alberto Paredes, ya en prensa del Fondo de Cultura Económico; se titula Rubén Darío: retrato del poeta como joven cuentista y uno de sus capítulos habría solo leído en el Encuentro Rubendariano de diciembre, 2015, organizado en Managua por la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua (AGHN).  

Por mi parte, hice llegar ejemplares a la organización de cinco obras confeccionadas este año en Nicaragua: Antología poética de Rubén Darío, con estudio preliminar del suscrito (Biblioteca del BCN), Rubén Darío y la condición humana (JEA-Editor) de Pablo Kraudy, Páginas cervantinas del mismo Darío y Martín de Riquer, con otro estudio preliminar del suscrito, mi Memoria del Congreso Internacional Dariano 2015 (AGHN) con 21 ensayos críticos ––todos inéditos–– e Indagaciones rubendarianas (Corte Suprema de Justicia): 20 textos también míos que, según la prologuista doctora Alba Luz Ramos Vanegas, “constituyen tanto un excelente repertorio como una comprehensión a fondo de la vida y, sobre todo, de la obra de nuestro mayor héroe civil”. Además, obsequié el primer número de la Revista Nicaragüense de Cultura (BCN, octubre, 2015) a la Biblioteca Histórica de la Complutense, en vista de que divulga un artículo bien documentado sobre la historia del archivo dariano. 

A pocos colegas saludé en este excepcional congreso de Madrid, por ejemplo al chileno Guinor Rojo (mi profesor de la Universidad de Santiago) y a los españoles Antonio Llorente (uno de los jurados de mi tesis doctoral defendida en 1986) y Alfonso García Morales (el gran andaluz y juanramonista). A la argentina Beatriz Colombi (colaboradora del Repertorio dariano de la Academia Nicaragüense de la Lengua) y a la sabia de Salamanca Carmen Ruiz Barrionuevo (tutora de la tesis doctoral de María Augusta Montealegre). También asistí a la presentación del último número de la revista Guaraguao, dirigida en Barcelona por el creador e intelectual ecuatoriano Mario Campaña, donde figura una extensa colaboración de MAM sobre el citado De la Selva y su itinerario y testimonio de guerra. 

Finalmente, agradezco a nuestra representación diplomática en España por su apoyo al Congreso y a mi persona; en concreto a Natalia Quant y a Violeta Chamorro; y al personal del Colegio Mayor Guadalupe, mi hogar madrileño. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus