José Márquez Ceas
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En tiempos contemporáneos el oro fue utilizado como medio de pago en las transacciones económicas, por los sistemas cambiarios conocidos como "Patrón Oro" y "Patrón Cambio Oro". El primero garantizaba la libre convertibilidad de cualquier moneda del sistema, por oro, y estuvo vigente hasta la I Guerra Mundial; el segundo, fue establecido después de la II Guerra Mundial y se mantuvo vigente hasta agosto de 1971. Este último sistema garantizaba que el valor de una divisa expresado en una determinada cantidad fija de oro se podía cambiar al portador por dólares o libras esterlinas, que eran las dos divisas por excelencia del "Patrón Cambio Oro". 

Hasta 1971 el precio del oro se fijaba por el Sistema Monetario Internacional de Bretton Woods y se situaba en 35 dólares por onza troy. En agosto de ese mismo año el Presidente Richard Nixon decretó la no convertibilidad del dólar, quedando libre el precio del oro que se situó rápidamente en 60 dólares en el mercado. En 1980 alcanzó los 850 dólares, eso es una subida del 2,300% en apenas 10 años. Entre 2000 y 2011 el precio de la onza troy estuvo en un rango de 810 -1,100. En 2011 el precio se situó en un rango de 1,320-1,600 dólares. En 2016 el oro alcanzó los 1,301 dólares pronosticándose que a finales de este año podrá alcanzar 1,518. 

En tiempos de crisis económica el oro ha demostrado ser un refugio bastante seguro, lo cual aumenta su demanda y con ella el precio de la onza troy, provocando que se incremente la inversión directa de la producción minera, como viene ocurriendo en los últimos años en muchos países productores incluyendo a Nicaragua.

En los años 1980 a 1995 la producción nicaragüense de oro de las minas nacionalizadas fue vendida exclusivamente al Banco Central de Nicaragua (BCN), en cuyas  bóvedas se depositaba el Doré (lingotes fundidos por las minas, conteniendo oro y plata) para su posterior refinación en Canadá.

Después de la privatización de la actividad minera en Nicaragua durante el Gobierno de la Presidenta Violeta de Chamorro y a pesar de la tendencia de precios, el BCN no se ha replanteado la política de diversificar sus reservas internacionales mediante la conversión en oro de un porcentaje de dichas reservas, como acostumbran actualmente muchos bancos centrales de otros países, que juegan un papel activo en el mercado internacional del oro.

*Economista

NOTA DEL EDITOR: Lamentablemente se publicó el texto equivocado en el artículo de la semana pasada bajo este mismo título, pedimos disculpa al autor y a los lectores de Opinión por este error.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus