Gustavo-Adolfo Vargas *
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Barack Obama y Vladimir Putin, acordaron un plan de paz, dejando cinco opciones a Bashar al Assad para salir del poder. Pero es obvio que Rusia fue otra vez engañada, hay sospechas que los saboteadores del alto al fuego, sean el Pentágono y el Secretario de Defensa, Ashton Carter, quien públicamente expresara su oposición a dicho acuerdo, de realizar acciones con Rusia contra el terrorismo en Siria. Ashton, al igual que Arabia Saudita e Israel, es partidario de ampliar las acciones militares para derrocar a Assad.

Estados Unidos y Rusia, son partidarios de aislar a la oposición islamista más radical, preparan la salida no violenta de Assad del poder en los próximos meses.

Arabia Saudita-Qatar, el Pentágono-CIA e Israel, abogan por una amplia invasión terrestre que derribe el último Estado secular de la región, derrocar a Assad y posteriormente dividir el país en varios cantones.

Mientras tanto, Tayyip Erdogan cambia de prioridad y se centra en destruir a las izquierdas kurdas de Turquía, Siria y las montañas de Irak. En esta batalla podrá contar con Irán ahora que los kurdos sirios se han puesto bajo el mando de Estados Unidos y los kurdos iraníes han declarado la guerra a la República Islámica.

Si las fuerzas armadas sirio-iraníes, se enfrentaran al conjunto de las fuerzas militares de la OTAN, Israel, la mayoría de los países árabes y Turquía, sería un suicidio. El principal objetivo de la guerra de Estados Unidos contra Siria es debilitar a Irán, beneficiando a Israel.

Coincide con esta etapa del conflicto el anuncio de la mayor venta de armas de la historia realizada por Estados Unidos a Israel, por el valor de 3.8 mil millones de dólares.

Según Colin Powel, Israel posee unas 200 armas nucleares y las tiene orientadas hacia Irán.

Estados Unidos, permitió bombardear la zona kurda de Jarabulus, un día después que los kurdos liberasen su frontera del control de ISIS.

Las tropas turcas irrumpieron en Siria, bombardeando las posiciones kurdas, bajo la clave “Escudo de Éufrates”. Estados Unidos, arma a los turcos y kurdos, para combatir el Estado Islámico (a quienes también arma).

Estados Unidos organiza la invasión de Turquía y Arabia Saudita a Siria, desde el principio del año. Además de los 15,000 soldados turcos, están los 35,000 hombres nacidos en 20 países árabes que participaron el febrero pasado, en el mayor ejercicio militar de la historia de Oriente Próximo que tuvo lugar en Arabia Saudita. Juntos suman el número necesario que había pedido John Kerry para ocupar el norte de Siria y declararlo zona de seguridad.

Evidentemente la invasión turco-saudita, avalada por las fuerzas especiales de Estados Unidos instaladas en Siria, puede incitar la reacción de Rusia e Irán en suelo sirio, colocando al mundo ante una nueva catástrofe de dimensiones impensables.

Son inútiles los esfuerzos de la Comunidad Internacional reunida en Nueva York, para poner fin a un conflicto que se prolonga ya durante más de cinco años. Las potencias occidentales, insisten en que negociando puede haber una salida al conflicto, aunque todos critiquen la falta de voluntad para detener los ataques.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, pidió al referirse a una quebrantada tregua en el terreno: “Hago un llamado a todos aquellos que tienen influencia para alcanzar el fin de los combates y el inicio de las negociaciones”. Criticó a los gobiernos que han facilitado, financiado o participado en atrocidades perpetradas por toda Siria contra sus civiles.

Staffan de Mistura, enviado de la ONU para Siria, señaló que, “aún hay esperanzas de revivir el cese de hostilidades”.

El presidente Barack Obama, quien dejara la Casa Blanca el 20 de enero del próximo año expresó: “Debemos continuar la difícil tara diplomática”, luego de haberse negado por cuatro años a toda intervención militar mayor en Medio Oriente.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, les recordó que, “Rusia instó desde el comienzo de la crisis siria a resolverla únicamente con métodos políticos”.

* Diplomático, Jurista y Politólogo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus