Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En su tomo 79 (julio, 2016), la Revista de la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua (Raghn) ––la más antigua que se edita en el país, pues se remonta a 1936–– publica variados y valiosos aportes que vale la pena consignar. Ocho suman sus secciones y un par de fotografías del cráter Santiago, con su actividad ígnea al fondo, ilustran la cubierta y contracubierta.

Un extenso trabajo inédito de Jaime Incer Barquero, “Historia del Parque Nacional Volcán Masaya”, constituye la primera sección. En él puntualiza las erupciones de sus cráteres, describe su entorno ––que lo acredita como uno de los mayores atractivos turísticos de Nicaragua–– y explica la nomenclatura histórica asignada a los sitios claves: Plaza Oviedo, Plaza Sapper, Escalera de Don Nicho, Cruz de Bobadilla, colada Morel de Santa Cruz, Mirador de Stephens.

Cuatro trabajos integran la segunda sección: “Ensayos e investigaciones”. Uno del suscrito, en el que se desarrolla la alianza de los caciques de Nicaragua (Macuil Miquistli) y Diriangén, en abril de 1523, para resistir a la expedición conquistadora de Gil González Dávila. Otro de Aldo Díaz Lacayo que versa sobre Pedrarias Dávila (1468-1531), primer gobernador de la provincia española de Nicaragua constituyendo una nueva perspectiva, al margen de la historia convencional. El tercero lo firma Róger Norori y se titula: “La Suprema Corte de Justicia de Nicaragua: siglo XIX”; y el cuarto tiene de autor al especialista en historia de la navegación, Juan Sebastián Chamorro: “La batalla naval de San Juan del Sur el 23 de noviembre de 1856” (domingo por la tarde) entre la goleta “11 de Abril” del ejército costarricense y el bergantín walkerista “Granada”; la primera al mando del peruano Antonio Valle Riestra (1836-1878) y el segundo del capitán estadounidense Callender Irvine Fayssoux (1820-1897).

La tercera sección contiene dos documentos. En primer lugar, el reportaje de la revista neoyorquina Time (noviembre, 1948) en torno del dictador Anastasio Somoza García (1896-1956), traducido por Bayardo Cuadra Moreno, nuestro miembro correspondiente (por cierto, el 21 de septiembre de este año se cumplieron 60 años del ajusticiamiento del tirano) y luego la desconocida e inédita proclama de la Junta Defensora de la Soberanía Nacional de Nicaragua, suscrita en ciudad de Guatemala el 4 de febrero de 1951; documento que oportunamente, en copia mecanográfica, fue cedido por el secretario general de esa Junta, profesor Edelberto Torres Espinosa, al suscrito.

A continuación, se ofrecen cinco ensayos sobre la actuación histórica de Somoza García, leídos en el coloquio organizado por la Academia de Geografía e Historia de Nicaragua en American College el 30 de julio de 2015. Sus autores son nuestros miembros de número Germán Romero (“¿somocismo o sacasismo?”), Óscar-René Vargas (“El advenimiento de la dictadura de Anastasio Somoza García (1934-1939)”), Ligia Madrigal Mendieta (“El régimen de Somoza García y la cultura del paternalismo (1945-1956)”), Roberto Sánchez Ramírez (“Imponente funeral terminó en basurero”) y Jorge Eduardo Arellano (“El somocismo fundacional: rasgos básicos”).

En la sección siguiente, Pablo Kraudy Medina, Róger Norori Gutiérrez y María Augusta Montealegre reseñan mi investigación que vio a luz en febrero de 2016: Tacho Somoza y su poder (1933-1956); luego se incluyen artículos sobre la biografía del músico belga Alejandro Cousin (1831-1909), autor de las músicas del segundo y tercer Himno Nacional de Nicaragua; la presencia de Augusto C. Sandino en México y sus contradicciones ideológicas, según Alejandro Bendaña; la trayectoria del historiador estadounidense John Moran (1944-2016), miembro correspondiente de la AGHN; y la del suscrito con motivo de sus 70 años. Respectivamente, fueron elaborados por los esposos Alma Nubia Briceño de Zúniga y Hernán Zúniga Reyes, Onofre Guevara López, el hondureño Juan Ramón Medina y Marvin Saballos Ramírez.

“Mi cuadra en la Avenida José de San Martín” se titula el memorial de Mario H. Castellón Duarte: una extensa y minuciosa descripción de las viviendas y moradores en esa avenida de Managua durante los años 50 y 60 del siglo XX, enviada por su autor para ser publicada en nuestra revista.

Finalmente, las 300 páginas de esta entrega culminan con su sección de “Actividades y reseñas”. Allí se incluyen un texto de Ligia Madrigal Mendieta (“La AGHN por una nueva ley de archivos”) y otro del suscrito comentando la autobiografía del doctor Roberto Incer Barquero (1933-2015), donde se destaca su labor cultural como presidente del Banco Central de Nicaragua (1969-1979).

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus