Carlos Andrés Pastrán Morales
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De tantas cosas que se puede hacer mientras se está vivo, tantas decisiones, tantas adicciones, pasatiempos, quehaceres, hay una cosa que se ha olvidado. Lo que se aprende nunca se olvida, pero sí hay algo que se ha olvidado: Leer.

Leer es una de las funciones más importantes y más interesantes que existen, leer las ideas de los demás, sus pensamientos, vivencias y experiencias a través de relatos, cuentos, novelas y poemas son de las mejores actividades que se pueden hacer actualmente. Lastimosamente con el tiempo, las personas han decidido irse por las distracciones en vez de usar lo que sí es útil para todos. Los libros y la lectura, el inmenso universo en el que se puede navegar con tan solo la vista y cientos de palabras bien pensadas.

Existen bibliotecas, en casas o edificios, llenas de historias, políticas, cuentos, revoluciones, ficción y misterio, que de alguna forma están esperando a ser leídas por alguien, esperan a ser apreciadas. Toda lectura es útil y buena.

Un libro es como un mejor amigo, alguien en donde nos interesamos por conocer, ver sus misterios y complicaciones, queremos entenderlo y nos juntamos con él siempre. En ese libro al igual que la persona vemos un reflejo de nosotros y nos agrada porque somos parecidos. Miles de palabras amontonadas en cientos de hojas que nos pueden hacer reír, llorar, pensar, investigar, comprender hasta asustar.  Ese miniuniverso que tanto nos gustaba ahora está contaminado de polvo en un estante esperando a ser leído de nuevo.

Las personas en mayoría optan por hacer otras actividades, y quizá muchas de estas no son útiles del todo. Vivimos en una época en donde somos esclavos del celular y vivimos pendiente del consumismo y tecnología. Tantas cosas que hay ahora para el ocio, que una buena compañía, acompañada de una gran ayuda intelectual y literal nos puede llegar a gustar poco, hoy en día.

Rechazamos la gran oferta que nos brindan, pues un buen libro tiene objetivos magníficos que siempre terminan ayudándonos. Un buen libro, escrito con buena pluma, con un buen tiempo dedicado, nunca se olvida. Un buen libro hace que pensemos más, nos abre la mente de una manera inigualable, nos ayuda a reflexionar, nos ayuda a entender ciertas cosas en la vida, nos hace intelectuales y adquirimos más conocimientos que siempre son de buena ayuda. Un libro es una de esas cosas simples con muchas funciones que ayudan a las personas.  

Llegará un día en donde nos encontremos a nosotros mismos en un libro. Encontraremos una novela o lectura o relato que nos encantará tanto que no podremos vivir sin él, sin el recuerdo de lo leído, sin relacionarlo con nuestra vida, que nos da ansias de buscar más y más, de leer más siempre, de devorar libro tras libro. Para gustos los colores y siempre hay un libro que nos terminará gustando demasiado.

Pero eso quizá antes, porque en la actualidad se prefiere pasar viendo videos sobre cosas poco útiles, chistes, videojuegos, fiestas, chateando sobre asuntos sin sentido, entre otras muchas actividades que poco influyen en nuestra vida personal e intelectual, que ayudan poco a mejorar como personas.

Entonces, un libro, además de ser una excelente ayuda para alimentar el alma y el cerebro, es un excelente acompañante para la soledad, para la recuperación, para la reflexión, para entender ciertas cosas que posiblemente pasan en nuestras vidas.

Un libro nunca nos abandonará, pues están escritos para nosotros, para que veamos el mundo de distinta forma, para que aprendamos y usemos esos conocimientos en algo útil para nosotros.

Hay que retomar el hábito de la lectura que se ha perdido hoy en día, poca es la gente que de verdad tiene esta costumbre de leer constantemente. Puede haber modas sobre leer libros, fans de sagas, fans de unas series de libros, de novelas y cuentos, pero al final todo libro es útil y nunca hay que juzgarlos por su portada.

Les digo a los jóvenes, leamos y seamos mejores para entender más las cosas que suceden en nuestro alrededor, en el mundo y que nosotros también tengamos la oportunidad de escribir libros para que los demás lean nuestro pequeño universo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus