Fredy Franco
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Este 25 de noviembre del 2016 a las 10:29 de la noche, a sus 90 años, 3 meses y 12 días, ha fallecido, pasando a otro plano de vida el comandante en jefe de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, líder revolucionario, humanista e internacionalista de Cuba,  América y del Mundo.
Fidel Castro Ruz tuvo el mérito histórico de haber construido y forjado, junto a una pléyade de compañeros, la  fuerza política que condujo al triunfo de la Revolución Cubana, el Movimiento 26 de julio,  y haber unido a las fuerzas revolucionarias de Cuba, en una sola, en el Partido Comunista de Cuba (PCC), conductor de la Revolución Socialista.

Fidel, en el famoso alegato “la historia me absolverá”, de octubre de 1953, señaló que “ningún arma, ninguna fuerza es capaz de vencer a un pueblo que se decide a luchar por sus derechos”, y eso lo demostró y sigue demostrando el pueblo cubano derrotando la dictadura de Batista y  en estos heroicos 57 años de revolución.

Fidel rescató y le dió continuidad al pensamiento revolucionario y la vocación patriótica de José Martí, convirtiéndolo en el referente político, cultural  y ético de la Revolución Cubana, y al mismo tiempo, en un sustento fundamental de su vocación antiimperialista, internacionalista y latinoamericanista.

Fidel lideró la primera revolución de carácter socialista del continente, a 90 millas del territorio estadounidense, la cual  ha pasado todas las pruebas enfrentando, como ninguna nación en la historia de la humanidad, una guerra permanente en todos los órdenes y un bloqueo despiadado que ya lleva más de 55 años, y que ha logrado sobrevivir y sostener la revolución, mostrando los avances sociales, su dignidad social y nacional, y su humanismo y su solidaridad con todos los pueblos del mundo.

Fidel se entregó intensamente a la lucha por la revolución en los últimos 70 años, estando en los momentos más difíciles como el Moncada, el desembarco del Granma, la agresión de playa Girón, el Bloqueo, el Período especial, la lucha por la liberación de los Cinco, hasta la Batalla de las ideas a la defensa de la Revolución Cubana y siempre preocupado por los peligros que amenazan a la humanidad.

En ese sentido, dijo al plenario del VII Congreso del PCC (2016) que “el peligro mayor que hoy se cierne sobre la tierra deriva del poder destructivo del armamento moderno que podría socavar la paz del planeta y hacer imposible la vida humana…” y se preguntaba: ¿Cómo alimentar los miles de millones de seres humanos cuyas realidades chocarían irremisiblemente con los límites de agua potable y recursos naturales que necesitan?” precisando “que en este planeta, si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan, y debemos luchar sin tregua para obtenerlos.”

Dijo Fidel en 1967: “Milito en el bando de los impacientes…de los apurados, de los que siempre presionan para que las cosas se hagan, y de los que muchas veces tratan de hacer más de lo que se puede.”

Ese es el Fidel que conocimos, revolucionario de tiempo completo, ejemplo de entrega sin límites y de acción consecuente por las causas justas de Cuba y de la humanidad.

¡Fidel, tus ideales y ejemplo de revolucionario perdurarán!

(*) Cientista social e historiador. Profesor titular UNAN-Managua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus