Esteban Solís R.
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Barajaba distintas opciones para escribir sobre algunos temas de actualidad en el ámbito de la región latinoamericana entre ellos la potencial candidatura de Lula da Silva para las elecciones presidenciales de Brasil en octubre de 2018, a pesar de que está “bajo fuego enemigo” por parte de la obcecada e incorregible derecha para impedir que vuelva al “Palácio do Planalto”, o las elecciones estatales en México, con énfasis en la del Estado de la Ciudad de México (4 de junio próximo) el más poblado del país (17 millones de habitantes) y con un peso político determinante de cara a las presidenciales con sus casi 11 millones de electores. Pensaba también en el  primer viaje al exterior del presidente de EE. UU. Donald Trump y su connotación en las relaciones geopolíticas o la situación en Venezuela y los intentos del imperio por derrocar al Gobierno del presidente Nicolás Maduro. Pero en los últimos días ha tomado fuerza mediática a escala internacional el clamor de la República de China (Taiwán) para participar en calidad de observador como lo venía haciendo en los últimos 8 años, en la 70 Asamblea Mundial de la Salud (AMS) que se desarrollará en Ginebra entre el 22 y el 31 de este mes.

Si Taiwán recurre con urgencia a la comunidad internacional y especialmente a sus aliados diplomáticos para que le apoyen en esta labor es porque ya se ha convertido en una verdadera situación de carácter humanitario cuando de la salud de millones de personas se trata. La presidenta de Taiwán Tsai Ing-wen en días pasados ya había expresado su gratitud al Gobierno y pueblo de Nicaragua por su apoyo a largo plazo ofrecido a la ínsula en la comunidad internacional. De igual manera, la mandataria taiwanesa en días recientes agradeció profundamente a todos los aliados diplomáticos por su firme apoyo en los últimos años a la participación de la República de China (Taiwán) en las diferentes instituciones internacionales.

¿Por qué entonces ahora no fue invitada Taiwán a la 70 reunión de la Asamblea Mundial de la Salud, máximo órgano de decisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS)? ¿Por qué excluir a la isla si durante los últimos 8 años fue invitada en calidad de observadora y hoy se le niega ese derecho? Las enfermedades no tienen fronteras por tanto la salud tampoco debe tener barreras. No hay ninguna duda de que las presiones de la China Continental, con su poderío político, económico y diplomático están gravitando alrededor de esta incómoda situación que deja fuera a Taiwán de esta reunión anual ignorando, más allá de las consideraciones políticas, que esta nación es parte integral del sistema mundial de prevención de enfermedades y que 23 millones de taiwaneses tienen un derecho inalienable a la igualdad de trato en la salud.

La dirigencia china se equivoca al intentar excluir a Taiwán en las tareas de la prevención de enfermedades y de hacer frente a los retos sanitarios que la globalización imponen hoy en día tomando en cuenta el flujo de personas y mercancías a ambos lados del estrecho. Son decenas de miles de ciudadanos de China Continental que cruzan al otro lado del estrecho, sea como turistas, por asuntos familiares o estrictamente de intercambio comercial. ¿Por qué dejar fuera de este esfuerzo a Taiwán por cuyos aeropuertos entran y salen anualmente 60 millones de personas?  La Isla, como bien lo graficó hace poco el embajador de Taipéi en Managua, Rolando Jer- Ming, es un nudo de la red de transporte global y su ausencia en la OMS aumentaría la expansión del brote de enfermedades infecciosas como el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS), el ébola o el virus del Zika. Cada año casi 1.25 millones de aves migratorias vuelan sobre Taiwán desde China Continental, Japón y Corea del Sur hacia el sudeste asiático y las naciones insulares del pacífico.

Los aliados de Taiwán, entre ellos Nicaragua, no dejarán sola a la Isla en esta jornada y alzarán su voz para que esa hermana nación asiática esté presente en la AMS. Espero que también China recapacite.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus