Carlos Andrés Pastrán Morales
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El comercio es un fenómeno que, sin darnos cuenta, cada día evoluciona más y arrasa las fronteras de lo que nosotros creemos. 

Un día vemos cómo se venden ciertos productos, y el siguiente cómo estos se revenden y se crea una gran demanda obteniendo más ganancias y aumentando puestos, centros, mercados de venta de los productos que son cada vez más solicitados.

Pero en el comercio también tiene que existir un orden, hablando más bien de los mercados y los centros de venta, donde debería existir un orden e inspección de estos para evitar tragedias graves relacionadas con la pérdida de dinero y material. Un ejemplo donde no existe un orden total es el mercado Oriental, dicho sea de paso, el más popular centro de compras. 

El mercado Oriental, además de ser famoso por sus precios bajos, por la variedad de sus productos y vendedores, es conocido también por tener un gran tamaño. La Corporación Municipal de Mercados de Managua estudió este mercado en el 2014 y los datos señalaron que el área en ese año era de 152 manzanas, con aproximadamente 40 mil personas laborando, entre comerciantes fijos, sus trabajadores y los eventuales.

Tres años después, este habrá, obviamente, aumentado su tamaño debido a la gran cantidad de comerciantes que generan sus puestos en aceras, calles y en cualquier espacio cerca del mercado que aún no esté ocupado. 

Alguno de estos puede que esté conectado a la corriente de electricidad de algún otro establecimiento, donde no se lleva ningún registro y es totalmente peligroso. 

Estudios publicados en El Nuevo Diario, destacan que en el mercado Oriental se concentra el 12.7% del total de los establecimientos que se radican en Managua y de ese total el 60.5% de los negocios no llevan ningún tipo de registro de las ventas que realizan a diario.

A causa de la informalidad, estructura, forma en que avanza, irresponsabilidad de los vendedores, se provocó el incendio hace varias semanas, siendo otros varios sus antecedentes de las mismas causas antes mencionadas. En el más reciente el fuego consumió más de 200 tramos y otros 200 fueron afectados indirectamente.

¿Qué cantidades de pérdidas en materiales, infraestructura y dinero habrá luego de este incidente? ¿Qué sentirán las pobres personas que se les quema el tramo?

Es un causa–efecto, porque debido a las mismas personas ocurren estos varios incendios en el mismo mercado, debido a la irresponsabilidad, frescura, poca importancia que se le da al buen manejo y estructura de un centro de compras y sobre todo al uso de la electricidad. 

Ya se están tomando medidas y se van a hacer inspecciones a lo largo del mercado Oriental, según fue notificado días después del incendio para evitar que más problemas como estos sigan sucediendo.

Lo agradable fue ver cómo las personas todas reunidas tratando de ayudar a cada uno de los comerciantes, a desalojar, y a los bomberos a calmar las llamas del incendio, en una movilización que dicen no tiene precedentes. 

Otro serio problema que los bomberos tuvieron fue que no podían atravesar en sus carros, debido a que los puestos y tramos habían consumido totalmente las calles y espacios del mercado, lo que dificultó llevar las mangueras hacia el punto de origen del incendio.

¿Será que los que trabajan en el mercado no tienen idea de lo que está sucediendo o simplemente lo ignoran? Porque si lo ignoran, en un futuro incierto terminarán sin trabajo, sin productos que vender, a menos que sigan aumentando el tamaño del mercado. 

Un mensaje a todos esos comerciantes del mercado. Pónganse las pilas y busquen cómo solucionar los problemas de la estructura del mercado, piensen un poco más en la seguridad de quienes vamos a comprar ahí y no traten de poner puestos directamente en las calles, no se conecten a los medidores de luz ilegalmente, porque a cómo ustedes dicen es un beneficio y ganancia vender en el mercado, para los compradores también es una ventaja tener precios bajos y sentirse seguros mientras compran.

El único problema es el desorden y el relajo que en el Oriental siempre ha existido, pero siempre hay un momento para comenzar y es una tarea en que todos podemos ayudar. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus