•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde hace ya varios años se ha mantenido una relación cordial entre la empresa privada responsable y el Estado, esto ha permitido generar un clima de inversión positivo y una estabilidad económica muy importante.

El desarrollo social ha sido vital y ha llegado a todos los rincones del país, mejorando la accesibilidad a servicios básicos, como energía, agua potable, telefonía, educación, esparcimiento y en general progreso y paz.

Este modelo que se ha denominado Diálogo, Alianza y Consenso, ha permitido generar una relación bastante productiva con el Estado, lo que se ha visto reflejado en la efectiva apertura e interés genuino de las partes para mejorar y solventar dificultades propias de un país.

Pero debemos pasar de la buena voluntad a acciones concretas, que sean consensuadas, medibles, alcanzables y sostenibles. De poco nos sirven maratónicas reuniones si no hay alguien que le dé seguimiento y que se cumplan los objetivos, para solventar los retos que el turismo moderno nos exige.

Hay temas simples que no requieren años para su efectiva implementación, solo los voy a mencionar, ya que más adelante los iré abordando uno por uno en próximos artículos.

Seguridad jurídica y ciudadana: principalmente la seguridad jurídica en las costas, es un asunto pendiente, pero muy importante si realmente queremos ser atractivos para las grandes y medianas inversiones que tanto se necesitan.

El acceso a recursos financieros y asistencia técnica a las Mypimes: todos los desembolsos deberían ir ligados a acompañamiento técnico y certificación de cualificaciones en oficios turísticos.

Una reforma a la 306, Ley de Incentivos Turísticos, o por lo menos agregar modificaciones a su reglamento e implementación. Es una buena ley, pero no está llegando a quien debería ser la razón de ser de la misma, las Pymes del país.

Estados Unidos y Costa Rica como mercados prioritarios: necesitamos crear una estrategia integral, que incluya a los turistas que ya llegan a Costa Rica y los que pueden elegir venir a Nicaragua. Debemos hacer esfuerzos por posicionarnos en los aeropuertos de San José y en el de Liberia.

Necesitamos urgentemente elaborar un plan de dinamización para los aeropuertos, tenemos más de 100 millones de dólares sin uso y en especial los aeropuertos de Ometepe y de San Juan del Norte, que si llegan 2 pasajeros al mes es mucho. Necesitamos interconectar los aeropuertos de nuestro Caribe con las demás islas y crear un flujo intracaribeño.

Esto que debería ser de muy rápido y fácil implementación, no se hace o no se entiende o no hay nadie que quiera hacerse cargo de dar resultados. El Centro Empresarial Pellas siempre ha estado listo para aceptar retos y dar los mejores resultados y esto lo hacemos sin cobrar un solo centavo.

Cuando se invierten los roles y el Estado quiere hacerlo todo, es muy difícil que las cosas caminen al ritmo que se necesita, el Estado no hace turismo, el turismo lo hace la empresa privada, el Estado debería facilitar esta actividad.

Ojalá sigamos teniendo la buena voluntad que tenemos todos los actores en este sector económico, pero ya es hora que el Estado nos deje acompañarlo y por fin poder dar más y mejores resultados, que al fin y al cabo, es un logro del Gobierno para todos los nicaragüenses y para todos los que creemos en el turismo como herramienta de paz y desarrollo social.


* Director ejecutivo

Fundación Centro Empresarial Pellas.
 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus