•  |
  •  |

La Policía Nacional trabaja en conjunto con autoridades hondureñas para brindarles información necesaria que lleven a esclarecer la ejecución de Santos Guadalupe Joya Borge, alias “Pablo Negro”, quien fue encontrado muerto con dos impactos de bala --uno en la cabeza y otro en la región del abdomen—, en territorio hondureño, cerca de la frontera con Nicaragua, según expresó el jefe de relaciones públicas de la institución del orden nicaragüense, comisionado Mayor Fernando Borge.

“En este momento más de lo que hemos dicho no tengo nada nuevo, pero vamos a esperar cuáles son las reacciones y los resultados de las autoridades hondureñas, que es a quienes le corresponde realizar la investigación y nosotros colaboraríamos de acuerdo a lo que nos pidan”, dijo Borge al ser consultado por EL NUEVO DIARIO vía telefónica.

El comisionado Borge señaló que la Policía Nacional se encontraba investigando previo a la muerte de Pablo Negro, “desde cuando sus familiares lo reportaron como desaparecido” y agregó que es del interés de las autoridades policiales investigar, puesto que el asesinado es un ciudadano nicaragüense.

Borge afirmó además que anteriormente no tenían ningún reporte ni registro de “Pablo Negro” en las unidades de policía, puestos y delegaciones municipales y departamentales de la Policía Nacional.

Santos Guadalupe Joya Borge, conocido en vida como “Pablo Negro”, era un fuerte crítico del presidente Daniel Ortega y presuntamente dirigía un grupo de hombres en el norte de Nicaragua en la zona de “Las Minas”, el cual tenía planes de alzarse en armas en contra del mandatario nicaragüense.

En días pasados, Roberto Petray, Director de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, Anpdh, dijo a EL NUEVO DIARIO que tenía información sobre la captura de “Pablo Negro”, el domingo ocho de enero, pero que su detención habría ocurrido en la ciudad de El Paraíso, Honduras.

En esa ocasión, Petray señaló que el supuesto rebelde recibió la tarde del sábado (siete de enero) un dinero de parte de un ciudadano nicaragüense y que este había visto que sujetos desconocidos lo subieron a un vehículo negro y se lo llevaron con destino desconocido.

El comisionado Borge, en tanto, exhortó a la familia del nicaragüense “Pablo Negro” a que se acerquen a la instancia de la Policía Nacional para que brinden información correspondiente que agilicen el proceso de investigación del asesinato.

Se espera que mañana lunes el cuerpo de Joya Borge sea repatriado, mientras llegan también los resultados de la autopsia que realizaron las autoridades forenses de Honduras.

Jurista exhorta al gobierno a deslindar responsabilidad
Mientras tanto, el jurista Alfonso Dávila Barboza opina que el caso de Santos Guadalupe Joyas Borges identificado como Pablo Negro “viene a constituirse en un grave problema político en el comienzo del nuevo ejercicio presidencial de Daniel Ortega”.

“Estimo que el gobierno de Honduras tiene el compromiso de definir detalles precisos sobre lo que conozca de este asesinato, que sin duda fue planeado y realizado con mucho sigilo, bien compartido entre sujetos de Honduras y Nicaragua”, dijo el jurista.

Otro detalle que es menester ahondar, agregó Dávila Barboza ,es el alcance de lo conocido y expresado por el Roberto Petray, Presidente Ejecutivo de la Asociación Nicaragüense Pro_Derechos Humanos, quién ha dado mucho seguimiento a este brutal asesinato de Pablo Negro.

“Conviene, que tanto los voceros de los ejércitos de Nicaragua y Hondura, por seriedad y por respeto a las garantías legales y lo propio de los Derechos Humanos, aclarar que este asesinato no quede como una afrenta y como elemento de señalamiento gravoso al gobierno de Ortega Saavedra”, finalizó el jurista y exmagistrado Dávila Barboza.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus