•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un destacado político de la región española de Valencia (este) será encarcelado en los próximos días, después de ser condenado a seis años y medio de prisión, por malversar 1.6 millones de euros destinados a proyectos de cooperación en Nicaragua.

El Tribunal Supremo confirmó el miércoles la sentencia en primera instancia de un juez regional, que ya había condenado a Rafael Blasco por haber desviado los fondos dirigidos a dos proyectos para mejorar las condiciones de vida de comunidades rurales en el país centroamericano.

Este veterano político del Partido Popular en el poder, miembro de diferentes gobiernos valencianos durante más de 20 años, era responsable de Inmigración y Ciudadanía del ejecutivo regional en 2008, cuando hizo aprobar los dos proyectos.

El coste de estos proyectos, ejecutados por una fundación pero financiados con subvenciones públicas, era de 1.6 millones de euros aunque “apenas llegó a su destino la cantidad del 3%, exactamente 47,953 euros”, afirma el tribunal en un comunicado.

“El 97% restante, los condenados lo aprovecharon para adquirir y reformar inmuebles en Valencia”, la tercera ciudad de España y escenario de numerosos escándalos de corrupción.

Los condenados intentaron camuflar sus operaciones con “facturas que en muchos casos no tenían relación con el proyecto inicial” e incluso llegaron a sustituir en la nómina de los trabajadores de Nicaragua la moneda local por el euro, “intentando justiciar nóminas mensuales de 4,000 euros, cuando en realidad cobraban 56 euros”, dice el tribunal.

El magistrado condena a Blasco por delitos de malversación de caudales públicos, en concurso con prevaricación administrativa y delito continuado de falsedad documental.

El supremo también condenó a entre dos y seis años de prisión a otras seis personas vinculadas a la trama, principalmente colaboradores del político, dirigentes de la fundación encargada del proyecto y al intermediario de toda la operación.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus