Hatzel Montez Rugama
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Diputados de la Asamblea Nacional aprobaron ayer el veto a la Ley de Buró de Convenciones (Ley 894), misma que tenía como objetivo promover la realización de eventos internacionales en el país, facilitando su organización y logística.

Con 60 votos a favor, la bancada del Frente Sandinista se impuso a los 19 votos del Partido Liberal Independiente (PLI), quienes en todo momento estuvieron en desacuerdo en el veto total de la ley.

El 14 de enero de este año, la Asamblea Nacional aprobó por unanimidad la Ley Buró de Convenciones, sin embargo, el presidente Daniel Ortega mandó a anular la recién aprobada ley a través de un veto total, la primera iniciativa vetada durante sus ocho años de gobierno.

Aprobación unánime 

El diputado Pedro Joaquín Chamorro Barrios, presidente de la Comisión de Turismo de la Asamblea Nacional, dijo ante el plenario que la iniciativa del Buró de Convenciones fue un trabajo conjunto de todos los diputados de dicha comisión, incluso los diputados del FSLN, porque votaron a favor de la ley.

Aseguró que el veto no tiene validez, ya que no fue enviado dentro del tiempo correspondiente que tiene el Gobierno para vetar una ley.

“Si Ortega vetó la ley el 13 de febrero, ¿por qué se conoció el veto hasta el 13 de mayo y por medio de un canal tan informal como la página web de la Asamblea Nacional? ¿Por qué la primera secretaría se tardó 90 días en darlo a conocer?”, cuestionó Chamorro. 

Al respecto, Pablo Ferrey Rivera, director general de Asesoría Legislativa, dijo que esta ley se envió a la Presidencia el 2 de febrero de este año y el 13 del mismo mes se recibió el veto en la primera secretaría de la Asamblea Nacional.

“El procedimiento que se realizó está bien, los canales que se hicieron son adecuados”, añadió Ferrey. 

Procedimiento correcto 

El coordinador del FSLN, Edwin Castro, dijo que el veto es parte de “los pesos y contrapesos de la democracia”.

“El veto es parte de la democracia, el veto se hace de acuerdo con los procesos constitucionales de la democracia”, reiteró Castro.

Por su parte, la diputada sandinista Alba Palacios señaló que el veto “no está en contra de la Ley de Buró de Convenciones”, sino que es para simplificar  y hacer más eficiente la misma legislación.

El veto 

El veto enviado por Ortega explica que se considera que el contenido de este proyecto está planteado de una manera muy compleja y engorrosa, lo que no permite que su instrumentalidad y aplicación logren los objetivos que en ella se pretende.

El ejecutivo insta a que se elabore lo más pronto posible un nuevo proyecto de ley sobre este tema, que permita una mayor agilidad, eficacia, eficiencia, operatividad y menos burocracia para lograr los objetivos deseados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus