•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente venezolano Nicolás Maduro expresó ayer su solidaridad a sus colegas de El Salvador, Nicaragua, Brasil y Ecuador tras acusar al “imperialismo” de Estados Unidos de no entender que en esos países y otros de Latinoamérica hay “revoluciones pacíficas y democráticas”.

“El imperialismo no entiende que queremos hacer revoluciones pacíficas y democráticas por las buenas” y por eso “nos está saboteando”, dijo en un acto oficial en Caracas transmitido en cadena nacional obligatoria de radio y televisión.

Tras subrayar que “el imperio es un monstruo” que representa “la deshumanización del ser humano”, el que con tal modelo “se bestializa”, Maduro agregó que se debe “superar el capitalismo como sea”, pero “siempre por las buenas”, como ha sucedido, ejemplificó, con la llegada al Gobierno de políticos “progresistas” en El Salvador, Nicaragua, Brasil y Ecuador.

"Por las buenas"

“Siempre hemos querido hacerlo por las buenas, pero el imperialismo norteamericano y las oligarquías no quieren que lo superemos” en paz, insistió.

Hizo especial alusión a su colega de Ecuador, Rafael Correa, quien hace frente en la actualidad a protestas que Maduro achacó a dirigentes indígenas “comprados” por organizaciones no gubernamentales (ONG).

“A través de unas ONG compraron a algunas personas para que parezcan líderes indios, para que parezca que el pueblo está contra Correa”, pero en realidad “el imperialismo está castigando” a ese “líder invicto” que “en ocho años ha ganado todas las elecciones seguidas”, y lo mismo sucede en Brasil, apostilló.

A la presidenta brasileña, Dilma Rouseff, “la quieren derrocar” desde que su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, “levantó una gran fuerza y la postuló” como su sucesora, pero ya “a final de su primer gobierno empezaron a sabotearla y no han parado de conspirar” en su contra, sostuvo Maduro.

A una señal de revolución radical

ORDEN• El presidente venezolano Nicolás Maduro volvió ayer a Venezuela procedente de Cuba, donde se reunió con su homólogo cubano y su antecesor, los hermanos Raúl y Fidel Castro, en la misma jornada de la histórica visita a La Habana del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, para la reapertura formal de la embajada de esa nación en la isla.

En aparente alusión a Kerry, Maduro dijo que “es necesario que todos se preparen” para que la revolución bolivariana iniciada por su mentor y antecesor, Hugo Chávez (1999-2013), sea “más radical”.

“Yo sé que nuestro pueblo lo que está esperando es una orden. Lo sé” y todos “tenemos que prepararnos para una revolución más radical”, remarcó el gobernante.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus